HACIA UNA VIDA NUEVA

orando4En estos días estamos a la expectativa de varias cosas:

  • Esperamos que, en los próximos meses, se vaya regularizando y mejorando nuestra vida y trabajo pastoral diario, conforme a la reducción de la pandemia.
  • Estamos pendientes de recibir la vacuna contra el Covid – 19. Ello representa un paso para asegurar nuestra vida y el bienestar nuestro y el de la comunidad.
  • Entramos en la Cuaresma, en la cual tenemos un propósito grande: crecer en la fe, esperanza y caridad. Ciertamente, con ello estamos atendiendo a lo central de nuestra relación con Dios y a lo fundamental de nuestra vida cristiana. El miércoles de ceniza hicimos ese signo bello para comprometernos a “convertirnos y creer en el Evangelio”.
  • Como en todas las cuaresmas, intensificaremos la oración, compartiremos más nuestro pan con los hermanos necesitados y nos esforzaremos en apartarnos del pecado para vivir una vida nueva y santa. Para ello, utilizaremos la oración, el ayuno y la limosna.
  • Así mismo, se inicia la campaña de comunicación cristiana de bienes, para ayudar a algunos de los más necesitados. A otros de nuestra comunidad los habremos de ayudar nosotros mismos y otros hermanos.
  • Cada uno sabe cuánto ha incidido la pandemia en tu ánimo pastoral y en tu vida. Por ello, nos resulta muy útil hacer bien nuestro retiro espiritual de cuaresma, reconciliarnos bien con Dios y con los hermanos y asumir elementos para la renovación en nuestra vida y ministerio. En anexo, te ofrecemos un sencillo guión para hacer el retiro espiritual en torno al mensaje pontificio de cuaresma.

Que salgamos de esta cuaresma – Pascua muy fortalecidos y renovados en el Espíritu Santo. Que hayamos superado nuestras tentaciones y hayamos crecido en la fe, la esperanza y la caridad. Que renazcamos con la Pascua a una vida nueva de pastor santo.

Julio