CADA HORA - Clero Hoy 415

CLERO HOY
Mayo 28 de 2020                          N° 415  
Las noticias eclesiales más importantes
y otras propuestas para nuestra vida y ministerio pastoral.

En CLERO HOY, 415

¡Hola Amigo!

CADA HORA

Nuestra Familia de Pastores 

Ayer, Hoy y Mañana

En la Iglesia Universal

En América Latina

Para nuestra pastoral

Para nuestra próxima homilía dominical

  • Hechos 2,1-11; INUNDADOS POR EL PODER DEL ESPÍRITU SANTO: fuego y viento impetuoso de amor
  • Para compartir con nuestra comunidad

Para estos días

  • 31 de mayo: Solemnidad de Pentecostés 

Interesante 

  • Si tienes miedo o angustia, San Juan Pablo II tiene algo que decirte     

Intención Misionera

  • Intención misionera para mayo de 2020: Los diáconos.
¡Hola Amigo!

 CADA HORA

Da gusto ver la piedad con la cual muchos hermanos celebran la Liturgia de la Horas. Por otra parte, da dolor encontrar hermanos que desde hace años han dejado de celebrarla, o apenas hacen laudes y vísperas a la carrera. Es cierto que por diversos motivos nos puede entrar la rutina y la pérdida de motivación para rezarla, pero hay mayores motivos para recuperarnos y nutrirnos con ella.
Lo primero que nos ayuda es reconocer que la Liturgia de las Horas es Liturgia, por tanto, acción de Dios y del Pueblo de Dios. Al celebrarla, la Iglesia se une al ejercicio del sacerdocio de Cristo. Al tener presente esto, valoramos mejor el que se nos encomienda celebrarla como parte de nuestro ministerio pastoral. Lo hacemos con Jesús, en el Espíritu, para el Padre, en nombre del Pueblo de Dios. Es el servicio de amar nuestra comunidad eclesial orando por ella.
Mirando nuestra realidad personal de pastores, en la Liturgia de las Horas tenemos un espacio privilegiado de oración y de alimento, que podemos aprovechar más. Es la oración de la Iglesia, que hacemos con ella y por ella. Es la oración en la cual casi todo lo hacemos con la misma Palabra de Dios, en los salmos, la lectura, el padre nuestro. Fuera de eso, es oración en la que podemos unirnos a la acción de gracias, o a la alabanza que se nos propone, o a la súplica de perdón por los pecados de la comunidad, o a las peticiones que tienen que ver con nuestras necesidades, con las de la Iglesia y con las del mundo.
Podemos hacer nuestro discipulado con la Liturgia de las Horas. Allí escuchamos la Palabra y recibimos los dones para ponerla en práctica, con la oración y con los servicios que realizamos animados por ella. 
Desde luego, eso supone que la hagamos movidos por el amor del Buen Pastor, de corazón, en el Espíritu de Cristo. Todo lo anterior, nos anima a superar tentaciones de hacer la Liturgia de las Horas a la carrera, o solo por obligación moral, como una carga, o de manera mecánica y rutinaria. Nos ayudará prepararnos bien para ella. Entrar en comunión con Jesús, invocar el Espíritu Santo y abrir el corazón para orar con gusto por uno mismo y por los hermanos.
Celebrando bien cada hora y toda la Liturgia de las Horas conseguiremos dar pasos para avanzar en el camino de la santidad. Con la Liturgia de las Horas bien celebrada:

  • Nos unimos más a Cristo, con quien oramos y a quien dejamos que ore en nosotros por su Iglesia.
  • Se aviva nuestra caridad pastoral, con el alimento de la Palabra y de la oración que contiene.
  • Nos configuramos más con Cristo que ora al Padre y permanece en Él. 

Leamos, de nuevo, la Ordenación general de la Liturgia de las Horas (Al inicio del tomo I) y esforcémonos, desde mañana, por celebrar y nutrirnos, de manera renovada, de nuestra Liturgia de las Horas. Que tengas muchos frutos y bendiciones en ella.

Julio
 

NUESTRA FAMILIA DE PASTORES

ORAMOS por el pueblo de Puerto Rico, para que el Dueño de la grey, por intercesión de nuestra señora de la Divina Providencia, derrame abundantes bendiciones sobre este pueblo caribeño, de tal forma que, fieles al Señor, sean conducidos por caminos de paz, amor y fraternidad.

FELICITAMOS a Mons. Percy Lorenzo Galván Flores, nombrado por el Papa Francisco arzobispo metropolitano de la arquidiócesis de La Paz (Bolivia); Rvdo. Gonzalo Arturo Bravo Salazar, nombrado por el Papa Francisco obispo de San Felipe (Chile); Rvdo. Julio Esteban Larrondo Yáñez, nombrado por el Papa Francisco obispo auxiliar de la arquidiócesis metropolitana de Santiago de Chile (Chile); Rvdo. Jeová Elías Ferreira, nombrado por el Papa Francisco obispo de la diócesis de Goiás (Brasil).   

FIGURA SACERDOTAL: 

Beato Nicolás Rusca

Nicolás Rusca - Wikipedia, la enciclopedia libre] Nació en Bedano (Suiza), el 20 de abril de 1563. Fue ordenado sacerdote el 23 de mayo de 1587. Posterior a su ordenación, el obispo de Como, Gianantonio Volpi, lo coloca por primera vez en la ciudad de Sessa (Suiza) y luego fue electo arcipreste de Sondrio (Italia). El año 1590, son tiempos muy difíciles, tanto por el contraste entre católicos y protestantes (como resultado de la propagación de las reformas zuingliana y calvinista) como por la fuerte decadencia de las propias instituciones eclesiásticas tradicionales. Rusca era un sacerdote de cultura profunda y generosa entrega pastoral, guio con gran equilibrio y moderación a la comunidad católica de Sondrio, influyendo en toda la Valtellina. En 1618 fué encarcelado en Thusis, donde terminaban normalmente todos los católicos acusados de algún supuesto delito político. Fue juzgado por un tribunal parcializado, representante de un determinado grupo político-religioso.

El proceso incluía, en esos tiempos, una dosis considerable de torturas, que Rusca sufrió con una constancia superior a las fuerzas humanas hasta que el 4 de septiembre de 1618, al sufrir el martirio del potro, expiró al no poder ya resistir tal tormento. Fue beatificado por el Papa Francisco el 21 de abril de 2013.
 

Ayer, hoy y mañana

En la Iglesia Universal

CATEQUESIS DEL PAPA: ES IMPORTANTE ENSEÑAR A REZAR A LOS NIÑOS, LA ORACIÓN ES CADENA DE VIDA 

(VATICAN NEWS 27 de mayo de 2020) El Papa Francisco afirmó este miércoles 27 de mayo, en la Audiencia General, que “la oración es una cadena de vida” protagonizada por muchos hombres y mujeres “que rezan y rezan, y siembran vida”.
En su catequesis, pronunciada desde la Biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano, puso un ejemplo para explicar cómo la oración construye esa “cadena de vida”.
“Recuerdo la historia de un hombre, un jefe de gobierno importante, no de este tiempo, de tiempos pasados, ateo que no tenía sentido religioso en el corazón. Pero de niño escuchaba a la abuela que rezaba, y aquello permaneció en su corazón. Y en un momento difícil de su vida, aquel recuerdo regresó a su corazón y comenzó él a rezar con las cosas que decía la abuela, y allí encontró a Jesús”.
Ese es el motivo, insistió el Santo Padre, “por el que es tan importante enseñar a los niños a rezar. A mí me produce dolor cuando encuentro niños a los que les pido que hagan el signo de la Cruz y no saben hacerlo. Enseñadles a hacer bien el signo de la Cruz. Es la primera oración, para que los niños aprendan a rezar. Después, quizás, se pueden olvidar, tomar otro camino, pero aquello permanece en el corazón, porque es una semilla de vida, la semilla del diálogo con Dios”.
VER TEXTO COMPLETO 


COVID-19: EL FONDO PARA LAS MISIONES AYUDA A PAÍSES DE ASIA, ÁFRICA Y LATINOAMÉRICA 

(ZENIT 27 de mayo de 2020) A través del Fondo de Emergencia COVID-19 establecido por el Papa Francisco en las Obras Misionales Pontificias (OMP) para ayudas a la Iglesia en las misiones, ya se han enviado contribuciones a algunos países de Asia, África y Latinoamérica.
Así informó la Agencia de las Obras Misionales Pontificias Fides en una nota difundida el pasado 26 de mayo de 2020.
VER TEXTO COMPLETO 
 

EL PAPA INVITA A SUMARSE AL AÑO ESPECIAL DEL ANIVERSARIO DE LA LAUDATO SI’

(ACIPRENSA 24 de mayo de 2020) Tras el rezo del Regina Coeli el pasado domingo 24 de mayo desde la Biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano, el Pontífice recordó el quinto aniversario de la Encíclica Laudato si en la que “se ha tratado de llamar la atención sobre el grito de la tierra y de los pobres”.
En ese sentido, explicó que, por iniciativa del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral, se ha convocado un año especial “para reflexionar sobre la encíclica” que irá desde el 24 de mayo de este año hasta el 24 de mayo del 2021. 
VER TEXTO COMPLETO ​


LA IGLESIA PUBLICARÁ UN VADEMÉCUM ECUMÉNICO PARA IMPULSAR ESTA FACETA ENTRE LOS OBISPOS 

(ALFAYOMEGA.ES 25 de mayo de 2020) En el XXV aniversario de la encíclica Ut unum sint, el Papa Francisco ha enviado una carta al cardenal Kurt Koch, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos. En ella subraya que la unidad de los cristianos es «un objetivo irrenunciable», aunque «no es principalmente el resultado» de la acción de los hombres, sino que es «don del Espíritu Santo». El Papa Francisco ha expresado su deseo de que un día las distintas confesiones cristianas puedan celebrar la Eucaristía juntas. Al mismo tiempo, ha admitido que se deberían hacer más esfuerzos en el diálogo ecuménico.
VER TEXTO COMPLETO


LOS CATÓLICOS, LLAMADOS A PARTICIPAR EN EL TIEMPO DE LA CREACIÓN 

(ZENIT 25 de mayo de 2020) Monseñor Bruno-Marie Duffé, secretario del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral, publicó recientemente una carta invitando a los católicos de todo el mundo a participar en el Tiempo de la Creación.

La misiva ha sido difundida el pasado 25 de mayo de 2020, tras concluir la Semana Laudato Si, que ha inaugurado el año aniversario de esta encíclica con varias iniciativas, entre ellas, precisamente, “Tiempo de la Creación”.
VER TEXTO COMPLETO

En América Latina

5 DE JUNIO: COMIENZA DIPLOMADO VIRTUAL SOBRE PASTORAL ECUMÉNICA EN CONTEXTO LATINOAMERICANO

(CELAM 23 de mayo de 2020) El Centro Bíblico Teológico Pastoral para América Latina y el Caribe (CEBITEPAL); se prepara para iniciar su diplomado virtual sobre pastoral ecuménica en contexto latinoamericano. Ciclo formativo que se desarrollará del 15 de junio al 17 de julio del presente año.
Este programa virtual busca ofrecer los fundamentos del ecumenismo para que, desde ellos se pueda plantear una pastoral ecuménica que tenga en cuenta la diversidad cristiana presente en América Latina. 
VER TEXTO COMPLETO 

EL PRESIDENTE DEL CELAM PROPONE CUATRO LÍNEAS PASTORALES DESDE LAUDATO SI’ Y QUERIDA AMAZONÍA 

(VIDA NUEVADIGITAL 24 de mayo de 2020) En el quinto aniversario de la encíclica Laudato si, Mons. Miguel Cabrejos, diserta sobre el compromiso de la Iglesia en América Latina y el Caribe con el cuidado de la Casa común.
Entre las múltiples actividades promovidas para celebrar la Semana Laudato si 2020, el presidente del CELAM, participó en el evento virtual ‘De la Laudato si a Querida Amazonía ‘, promovido por el Movimiento Católico Mundial por el Clima el sábado 23 de mayo.
VER TEXTO COMPLETO 


EL CELAM SE ACERCA AL ISLAM CON MOTIVO DEL FIN DEL RAMADÁN 

(INFOVATICANA.COM 22 de mayo de 2020) El Consejo Episcopal Latinoamericano, miembro de la presidencia de la organización ecuménica Religiones por la paz, expresó su cercanía en un encuentro virtual de diferentes confesiones religiosas con la comunidad musulmana por el fin del mes de Ramadán. “Continuar remando juntos desde sus propias espiritualidades”, fue la invitación del Secretario general del Consejo Episcopal Latinoamericano y del Caribe (CELAM), para manifestar afecto y cercanía a la comunidad musulmana por el fin del mes de Ramadán y la fiesta del Eid al-Fitr o ruptura del ayuno.
VER TEXTO COMPLETO 


LA CLAR LIDERA ‘GESTO SOLIDARIO’ PARA RESPONDER AL CLAMOR DE LA TIERRA Y LOS POBRES DE LA AMAZONÍA EN MEDIO DEL COVID-19 

(VIDANUEVADIGITAL.COM) La Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosas y Religiosos (CLAR) se suma a la denuncia que esta semana ha hecho la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) para detener la tragedia humana y ambiental en la Amazonía.A través de un mensaje, la Presidencia de la CLAR ha expresado su profunda preocupación por el impacto que la pandemia del Covid-19 está causando en la región panamazónica y, particularmente, entre las comunidades indígenas: “somos testigos del clamor de la madre tierra y de los pobres de la Amazonía“
VER TEXTO COMPLETO 
 

Para nuestra Pastoral

PARA NUESTRA PRÓXIMA HOMILÍA DOMINICAL

Hechos 2,1-11; INUNDADOS POR EL PODER DEL ESPÍRITU SANTO: fuego y viento impetuoso de amor 

Los invitamos en este año a leer con mayor atención el Pentecostés lucano narrado en Hechos de los Apóstoles 2,1-11 (primera lectura de la Solemnidad).

“Estaban reunidos todos en un mismo lugar” (2,1b) La expresión “todos juntos” recalca la unidad de la comunidad y es una característica del discipulado en los Hechos de los Apóstoles. Una frase parecida la encontramos en 1,14. Así se anuncia quiénes van a recibir el don del Espíritu Santo.  Se trata de la comunidad que había sido recompuesta numéricamente cuando se eligió al Apóstol Matías (1,26). Una comunidad cuyo número indica el pueblo de la Alianza que aguarda las promesas definitivas de parte de Dios.  En ella no se excluyen, puesto que estaban “todos”, la Madre de Jesús y un grupo más amplio de seguidores de Jesús. Este “todos” anuncia también la expansión del don a todas las personas que se abren a él, como efectivamente lo irá narrando –a partir de este primer día- el libro de los Hechos de los Apóstoles.

Dos signos: el viento y el fuego (2,2-3) 

El viento en la Biblia está asociado al Espíritu Santo: se trata del “Ruah” o “soplo vital” de Dios. Ya el profeta Ezequiel había profetizado que como culmen de su obra, Dios infundiría en el corazón del hombre “un espíritu nuevo” (Ez 36,26), también Joel 3,1-2; pues bien, con la muerte y resurrección de Jesús, y con el don del Espíritu, los nuevos tiempos han llegado, el Reino de Dios ha sido definitivamente inaugurado. El hecho que provenga “del cielo”, quiere decir que se trata de una iniciativa de Dios.  El cielo no se ha cerrado con el Ascenso de Jesús a él, todo lo contrario, como dice Pedro más adelante: “Y exaltado por la diestra de Dios, ha recibido del Padre el Espíritu Santo prometido y lo ha derramado, es lo que vosotros veis y oís” (Hechos 2,33).

Un signo para la vista: el fuego (2,3) Las “lenguas como de fuego”, también de origen divino, son un signo elocuente. Lo mismo que el “viento”, en la Biblia el “fuego” está asociado a las manifestaciones poderosas de Dios (ver Éxodo 19,18) e indica la presencia del Espíritu de Dios. En el Evangelio, ya San Juan Bautista nos había familiarizado con el signo: “Él os bautizará en Espíritu Santo y fuego” (3,16). Por su parte, Jesús había dicho: “He venido a traer fuego a la tierra y cuánto deseo que arda” (13,49). La forma de “lengua” atribuida al fuego sirve para describir la distribución del mismo fuego sobre todos, pero crea un bello juego de palabras con el término “lengua” que asocia las “lenguas como de fuego” (v.3) del Espíritu con el “hablar en otras lenguas” (v.4) por parte de los apóstoles. Se cumple la profecía de Juan Bautista sobre el bautismo en Espíritu Santo y fuego (ver Lucas 3,16).

La realidad: “quedaron todos llenos del Espíritu Santo” (2,4a) Después de los signos iniciales, de referente externo, Lucas nos invita a entrar en la experiencia interna y así captar el significado: ¿Qué es lo que está pasando en el corazón de los discípulos? ¿Cuál es la acción interior del Espíritu Santo? Después de los signos emerge la realidad, una realidad que se describe con sólo una línea: “Y todos quedaron llenos del Espíritu Santo” (2,4ª).   Este es sin duda, el acontecimiento más importante de la historia de la salvación, junto con la creación, la encarnación, el misterio pascual y la segunda venida de Cristo.  ¡Y está descrito solamente en una línea! Decir que los discípulos “quedaron llenos” del Espíritu Santo, que el mismo Dios los llenó de Espíritu Santo, es como decir, para explicarnos con un ejemplo, como un gran embalse de agua –de esos que se utilizan para generar energía- de repente se convirtiera en una inmensa catarata que se vacía a través de un dique y entonces toda esa enorme masa de agua, que es la vida trinitaria, se vaciara en los pequeños recipientes de los corazones de cada uno de los apóstoles. “Quedaron llenos”. Después de purificar a los hombres por la cruz de su Hijo, de prepararlos como odres nuevos, Dios los hace partícipes de su misma Vida. El corazón de los discípulos ha sido hecho partícipe, por así decir, como un vaso comunicante, de la vida trinitaria. Por el don de su Espíritu, Dios infunde su amor en cada criatura y la recrea con su luz. “Quedaron llenos”. Los discípulos hicieron la experiencia de ser amados por Dios, una experiencia verdaderamente transformante, puesto que sana a fondo todas las fisuras que permanecen en el corazón por los dolores de la vida, por las carencias, y le da a la vida un nuevo impulso, una nueva proyección. “Quedaron llenos”. Las palabras que repetimos con tanta frecuencia, “el amor de Dios”, que muchas veces son unas palabras vacías, aquel día fue para los apóstoles una gran realidad. Les cambió la vida. Les dio un corazón nuevo, el corazón nuevo prometido por Jeremías (31,33) y por Ezequiel (36,26).  Y, como veremos enseguida, se nota que, desde ese momento, los apóstoles comenzaron a ser otras personas.

La reacción de los destinatarios de la unción: hablar en lenguas (2,4b)

El “viento” se convierte en “soplo” santo que inunda a todos los que están en el cenáculo y las “lenguas como de fuego” sobre cada uno se convierten en nuevas “lenguas”, en una capacidad nueva de expresión.  Aquí se nota el primer cambio en la vida de los discípulos de Jesús.

El Espíritu Santo, el soplo vital de Dios, lleva a hablar otras lenguas: “Y se pusieron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse” (2,4b). El término “otras” (lenguas) es importante aquí para que lo distingamos del hablar incomprensible (la oración en lenguas o “glosolalia”), el cual necesita de un intérprete (de esto habla Pablo en (1Corintios 12,10).  Lo que sucede aquí parece más próximo a lo que el mismo Pablo dice en (1Corintios 14,21), citando a (Isaías 28,11-12), y está relacionado con la predicación cristiana a los no convertidos. En otras palabras, lo que el Espíritu Santo pone en boca de los discípulos es el “kerigma” (ver el evangelio del domingo pasado), el cual recoge “las maravillas de Dios” (2,11) realizadas a través de Jesús de Nazareth, particularmente su muerte y resurrección.

Padre Fidel Oñoro, CJM
Centro Bíblico Pastoral para la América Latina (CEBIPAL) del CELAM
VER TEXTO COMPLETO

PARA COMPARTIR CON NUESTRA COMUNIDAD

  • Lo que nos relata el libro de los Hechos en este Domingo, bien lo podemos entender como la contraposición a lo que nos relata el libro del Génesis referente a la torre de Babel. Mientras la torre de Babel fue una iniciativa del hombre que tenía como finalidad construir un mundo y una sociedad sin Dios “el reino del hombre”. Pentecostés es una iniciativa de Dios para unir a los hombres, no bajo la bandera de un simple objetivo mundano, sino para edificarlos en la verdad y conducirlos hacia la eternidad “El Reino de Dios” (Hch 2,1-11).
  • El Apóstol Pablo nos dice que estar todos bajo la acción del Espíritu no significa uniformidad, sino unidad en la diversidad. Así, como el cuerpo es un uno y tiene muchos miembros, pero todos perfectamente concordes bajo la acción de una sola voluntad. Así la Iglesia está conformada por todo el conjunto de los bautizados y cada uno con su don, ministerio o función, sí es dócil al Espíritu recibido, siempre actuará concorde en provecho de sus hermanos y de la sociedad (1Cor 12,3b-7.12-13).
  • Jesús resucitado envía a su Iglesia, representada en los apóstoles. La envía, para que ella sea en el mundo, sacramento universal de salvación, es decir, manifestación real del poder de Dios que perdona, renueva, santifica y conduce a la verdad plena. La Iglesia puede ser eso, porque Cristo le ha donado su Espíritu y la ha dotado de sus mismos poderes:“a quienes les perdonéis los pecados les quedan perdonados...” (Jn 20 19-23).
  • En cada Eucaristía, Jesús se hace presente por la acción del Espíritu Santo. Este Espíritu, por la invocación del sacerdote en la consagración, desciende sobre el pan y el vino y los transforma sustancialmente en el cuerpo y la sangre de Salvador. Así los creyentes son alimentados continuamente con el pan que da la vida eterna y, con la virtud de este alimento, se van transformando a imagen de aquel que es santo, fuerte e inmortal.
  • Para profundizar con el Catecismo de la Iglesia Católica: CEC 696, 726, 731-732, 737-741, 830, 1076, 1287, 2623: Pentecostés; CEC 599, 597,674, 715: el testimonio apostólico de Pentecostés; CEC 1152, 1226, 1302, 1556: el misterio de Pentecostés continúa en la Iglesia; CEC 767, 775, 798, 796, 813, 1097, 1108-1109: la Iglesia, comunión en el Espíritu.

Para estos días

31 DE MAYO: SOLEMNIDAD DE PENTECOSTÉS

Una festividad cristiana que data del siglo primero y estaba muy estrechamente relacionada con la Pascua. [Pentecostés]
Originalmente se denominaba “fiesta de las semanas” y tenía lugar siete semanas después de la fiesta de los primeros frutos (Lv 23 15-21; Dt 169). Siete semanas son cincuenta días; de ahí el nombre de Pentecostés (= cincuenta) que recibió más tarde. Según (Ex 34, 22) se celebraba al término de la cosecha de la cebada y antes de comenzar la del trigo; era una fiesta movible pues dependía de cuándo llegaba cada año la cosecha a su sazón, pero tendría lugar casi siempre durante el mes judío de Siván, equivalente a nuestro Mayo/Junio. En su origen tenía un sentido fundamental de acción de gracias por la cosecha recogida, pero pronto se le añadió un sentido histórico: se celebraba en esta fiesta el hecho de la alianza y el don de la ley.
En el marco de esta fiesta judía, el libro de los Hechos coloca la efusión del Espíritu Santo sobre los apóstoles (Hch 2 1.4). A partir de este acontecimiento, Pentecostés se convierte también en fiesta cristiana de primera categoría (Hch 20 16; 1 Cor 168). 
VER TEXTO COMPLETO 

Interesante

SI TIENES MIEDO O ANGUSTIA, SAN JUAN PABLO II TIENE ALGO QUE DECIRTE

La pandemia de coronavirus puede hacer que estemos tristes o angustiados, pero San Juan Pablo II tiene algo importante que decirnos: ¡Buscad a Cristo! ¡Mirad a Cristo! ¡Vivid en Cristo! ¡El amor vence siempre!

En una bellísima homilía dirigida a los jóvenes chilenos del año 1987, este gran Santo nos deja un mensaje que perdura en el tiempo. Conforme pasan los años, este mensaje se extiende a todos los cristianos en todo momento, especialmente en momentos difíciles.

“Estad atentos a no permitir que se debilite en vosotros el sentido de Dios. No se puede vencer el mal con el bien si no se tiene ese sentido de Dios, de su acción, de su presencia que nos invita a apostar siempre por la gracia, por la vida, contra el pecado, contra la muerte.
Está en juego la suerte de la humanidad: “El hombre puede construir un mundo sin Dios, pero este mundo acabará por volverse contra el hombre”.

¡No tengáis miedo de mirarlo a Él! Mirad al Señor: ¿Qué veis? ¿Es sólo un hombre sabio? ¡No! ¡Es más que eso! ¿Es un Profeta? ¡Sí! ¡Pero es más aún! ¿Es un reformador social? ¡Mucho más que un reformador, mucho más!
Mirad al Señor con ojos atentos y descubriréis en Él, el rostro mismo de Dios. Jesús es la Palabra que Dios tenía que decir al mundo. Es Dios mismo que ha venido a compartir nuestra existencia de cada uno.

Al contacto de Jesús despunta la vida. Lejos de Él sólo hay oscuridad y muerte. ¿Vosotros tenéis sed de vida? ¿De vida eterna?, Buscadla y halladla en quien no sólo da la vida, sino en quien es la Vida misma.
VER TEXTO COMPLETO 

INTENCIÓN MISIONERA

MAYO 2020