UN AÑO DE GRACIA - Clero Hoy 417

CLERO HOY
Junio 11 de 2020                          N° 417  
Las noticias eclesiales más importantes
y otras propuestas para nuestra vida y ministerio pastoral.

En CLERO HOY, 417

¡Hola Amigo!

UN AÑO DE GRACIA

Nuestra Familia de Pastores 

Ayer, Hoy y Mañana

En la Iglesia Universal

En América Latina

Para nuestra pastoral

Para nuestra próxima homilía dominical

  • PARA QUE TENGAMOS VIDA: Eucaristía y encarnación que vivifican Juan 6,51-58
  • Para compartir con nuestra comunidad

Para estos días

  • 14 de junio: Fiesta del Corpus Cristi
  • 19 de junio: Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús

Interesante 

  • México: Jornada Nacional de Oración por los Sacerdotes

Intención Misionera

  • Intención misionera de junio: la evangelización; el camino del corazón. 
     
¡Hola Amigo!

UN AÑO DE GRACIA

Conversemos sobre algo que es parte de nuestro ministerio litúrgico. En la liturgia, vamos pasando de un tiempo a otro, de una fiesta a otra y pasa, así, el año entero, para comenzar de nuevo el ciclo. Todo ello forma parte del Año Litúrgico.

La constitución Sacrosanctum Concilium enseña que el Año Litúrgico es la celebración del misterio de Cristo y de la obra de la salvación en el espacio de un año (Cf. Sacrosanctum Concilium, 102). Es el desarrollo de los diversos aspectos del único misterio pascual (Catecismo de la Iglesia católica, 1171). A partir del triduo pascual, como de su fuente de luz, el tiempo nuevo de la Resurrección llena todo el año litúrgico con su resplandor (Ibid, 1168). Es el despliegue del misterio pascual en los 365 días del año, en el cual Jesucristo salvador es el eje, el centro, el sentido y la meta de lo que se actualiza en la liturgia durante el año. El domingo, es la celebración semanal de esa Pascua. Después de las fiestas de Pascua, aunque pareciera que siguiera un tiempo vacío, el tiempo ordinario es prolongación, actualización plena, de la Pascua del Señor. En este círculo anual la Iglesia, además, venera a la Virgen María, los mártires y los demás santos, proclamando el misterio pascual cumplido en ellos.

El año litúrgico, “Conmemorando así los misterios de la redención, abre las riquezas del poder santificador y de los méritos de su Señor, de tal manera que, en cierto modo, se hacen presentes en todo tiempo para que puedan los fieles ponerse en contacto con ellos y llenarse de la gracia de la salvación” (Sacrosanctum Concilium, 102).

Así, durante el año, vamos recordando, celebrando y actualizando los misterios de la redención. Eso hace que este año litúrgico sea una escuela cíclica que renueva la fe en torno a la Pascua, motiva y acompaña la conversión y anima la evangelización integral. En esta escuela vamos aprendiendo y creciendo en conversión, comunión y vida nueva. En ese sentido es un discipulado.

Este año litúrgico es una escuela para aprender y para crecer en nuestra vida y ministerio sacerdotales. Para que ello sea una realidad, necesitamos comprender bien lo que celebramos, prepararnos y preparar las celebraciones, celebrar bien, vivir bien y ayudar a vivir continuamente la Pascua durante todo el año. Vivámoslo a plenitud. Compartamos con otros hermanos sacerdotes esta reflexión y concretemos con ellos la forma de vivir mejor el año litúrgico. ¡Hagámoslo!

Julio
 

NUESTRA FAMILIA DE PASTORES

ORAMOS por el pueblo de República Dominicana para que Nuestra Señora de Altagracia interceda ante su Hijo, de tal modo que con su favor, sean llenos de alegría y esperanza los corazones de todos los que con fe se acercan a Él, y obtengan, con ayuda del Espíritu Santo, lo que sus corazones anhelan.

Estadísticas:
 

  • Obispos: 24
  • Sacerdotes: 1176
  • Diáconos permanentes: 647



 

FELICITAMOS al  Rvdo. Jorge Esteban González, nombrado por el Papa Francisco obispo auxiliar de la arquidiócesis metropolitana de La Plata (Argentina); Rvdo. Luis Manuel López Alfaro, nombrado por el Papa Francisco obispo auxiliar de San Cristóbal de Las Casas (México); Mons. Francisco Cota de Oliveira, nombrado por el Papa Francisco obispo de la diócesis de Sete Lagoas (Brasil).  

AGRADECIMIENTOS A: monseñor José Francisco Ulloa Rojas, obispo emérito de Cartago (Costa Rica), su saludo y agradecimiento a este boletín.   

FIGURA SACERDOTAL: 

Beato Mariano Arciero

Nació en Contursi (Salerno, Italia) el 26 de febrero de 1707. El 21 de diciembre de 1729 se incorporó a la conferencia de las santas misiones, lo que anteriormente se llamaba la Congregación Eucarística. Fue ordenado sacerdote el 22 de diciembre de 1731. En poco tiempo, Don Mariano Arciero se volvió modelo para el clero napolitano, por su inclinación a la caridad, labrada ya desde los primeros años de su juventud. Fue activo apóstol en los almacenes, callejones, hospitales y en los astilleros. Dedicaba hasta seis horas al día para la educación de los niños y la predicación, logrando conversiones atronadoras. La fama de su incansable labor traspasó los límites de la diócesis de Cassano, por lo que fue invitado a llevar a cabo su misión, incluso en las diócesis vecinas, por lo que fue llamado el "Apóstol de Calabria". El Arzobispo Cardenal Sersale le confió la dirección del Seminario Diocesano, labor que realizaría durante treinta años, siendo un formador sabio y apreciado. La fuerza y la solidez de sus argumentos conmovían a sus oyentes, animándolos a la vida buena del Evangelio; en cuanto a la instrucción de los sacerdotes, estaba convencido de que, si se convertían en lámparas luminosas en la casa del Señor, podían alumbrar a todos aquellos que están en las tinieblas y en la sombra de la muerte. Murió el 16 de febrero de 1788. 
Santa María Francisca de las Cinco Llagas, la mística terciaria napolitana, vio que el alma de Don Mariano era llevada al cielo por los ángeles. Su cuerpo fue expuesto durante tres días por el continuo acudir de los fieles napolitanos, que querían darle un último saludo. Fue beatificado el 24 de junio de 2012 por S.S. Benedicto XVI.
 

Ayer, hoy y mañana

En la Iglesia Universal

AUDIENCIA GENERAL: "LA ORACIÓN DE JACOB" (GÉNESIS 32.25-30).

(VATICAN NEWS 9 de junio de 2020) Sigue la catequesis sobre la oración, y lo hacemos con la historia del patriarca Jacob, un hombre que había hecho de la astucia su mejor arma. Estuvo enfrentado siempre con su hermano Esaú, del que tomó la bendición de su padre, la cual le pertenecía por ser el primogénito. Fue la primera de una gran serie de argumentos; que es un hombre rico, que se hizo a sí mismo con tenacidad y paciencia.
Pero tuvo el deseo de volver a casa, y se puso en camino. Al llegar a la última etapa de este viaje de regreso, hizo pasar a toda su familia y ganado el torrente que delimitaba las tierras de su hermano. Fue de noche, estaba solo, y un torbellino de pensamientos lo envolvía. En ese momento tuvo su encuentro con Dios, que se describe como una lucha con un desconocido en medio de la oscuridad; es el símbolo del combate de la fe y de la victoria de la perseverancia.
VER TEXTO COMPLETO 



PAPA FRANCISCO PIDE CONTINUAR CON LAS NORMAS VIGENTES PARA EVITAR MÁS CONTAGIOS DEL VIRUS 

(ACIPRENSA 07 DE JUNIO DE 2020) El Papa Francisco recordó a los países en los que el coronavirus COVID-19 continúa cobrando muchas vidas y exhortó a mantener las normas vigentes para evitar el aumento de contagios.
Así lo indicó el Santo Padre este domingo 7 de junio, después de dirigir el rezo del Ángelus desde la ventana del palacio apostólico vaticano ante cientos de fieles reunidos en la plaza de San Pedro, ya que las autoridades italianas han disminuido las medidas restrictivas sanitarias ante la pandemia del COVID-19.
VER TEXTO COMPLETO 


CARDENAL TURKSON: “MIENTRAS QUEDE UN SOLO INFECTADO DE CORONAVIRUS, NINGÚN PAÍS ESTARÁ SEGURO”

(VIDANUEVADIGITAL.COM 9 de junio de 2020) “Mientras haya un solo infectado de coronavirus en el mundo, ningún país estará seguro. Debemos afrontar esto juntos”. Es la advertencia que el cardenal ghanés Peter Turkson, prefecto del dicasterio para el Servicio al Desarrollo Humano Integral (DSDHI), dejó este martes en un encuentro con los medios vaticanos para reflexionar sobre cómo preparar el futuro a través de las Iglesias locales en este tiempo de pandemia. En la conferencia también participó el sacerdote español Segundo Tejado Muñoz, subsecretario del citado dicasterio de la Santa Sede, y el francoindio Aloysius John, secretario general de Caritas Internationalis. 
VER TEXTO COMPLETO


MENSAJE DEL PAPA A LAS OBRAS MISIONALES PONTIFICIAS

(ALMUNDI.ORG 4 de junio de 2020) Este año había decidido participar en vuestra Asamblea general anual, el jueves 21 de mayo, fiesta de la Ascensión del Señor, pero se ha cancelado a causa de la pandemia que nos afecta a todos. Esta fiesta cristiana, en estos tiempos inimaginables que estamos viviendo, me parece aún más rica de sugerencias para el camino y la misión de cada uno de nosotros y de toda la Iglesia. Celebramos la Ascensión como una fiesta y, sin embargo, en ella se conmemora la despedida de Jesús de sus discípulos y de este mundo. El Señor asciende al Cielo, y la liturgia oriental narra el estupor de los ángeles al ver a un hombre que con su cuerpo sube a la derecha del Padre.
Pero, cuando Cristo los dejó, en vez de quedarse tristes, volvieron a Jerusalén «con gran alegría», como escribe Lucas. En efecto, Jesús ya les había prometido la fuerza del Espíritu Santo, que descendería sobre ellos en Pentecostés. Y ellos cobraron seguridad, porque confiaron todo al Señor. Estaban llenos de alegría.
VER TEXTO COMPLETO 


COMISIÓN COVID-19 Y CARITAS INTERNATIONALIS PREPARANDO EL FUTURO

(CATHOLIC.NET 9  de junio de 2020) “El Papa Francisco instituyó está Comisión para trabajar y sobre todo para poder reflexionar sobre el tema de la pandemia, del Covid-19. El Papa nos pidió que escucháramos a las Iglesias locales, que intentáramos ayudarlas y es eso lo que estamos haciendo. Y junto a Caritas Internationalis hemos empezado un programa de ayuda a las Iglesias locales”, lo dijo Monseñor Segundo Tejado Muñoz, Subsecretario del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, y Responsable del Primer grupo de trabajo de la Comisión Vaticana Covid-19, durante el encuentro de algunos Representantes del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral (DSDHI) con los Medios de Comunicación del Vaticano, llevado a cabo la mañana del martes, 9 de junio, en las instalaciones del Dicasterio para la Comunicación.
VER TEXTO COMPLETO 
 

En América Latina

ONU URGE A ESTADOS A PROTEGER SUPERVIVENCIA Y DERECHOS DE INDÍGENAS

(CELAM 7 de junio de 2020) La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y las Oficinas de ONU para América del Sur en Colombia y Bolivia; llamaron a los Estados a implementar apoyos socioeconómicos adecuados para los pueblos indígenas de la Amazonía. También reiteraron la necesidad de apoyar las medidas de autocuidado, fortalecer la participación de las autoridades indígenas en las decisiones que se tomen y fiscalizar la efectividad de las medidas orientadas a proteger sus derechos. 
VER TEXTO COMPLETO 


LA PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE ES TEMA QUE CONCIERNE A TODOS 

TODOS (VATICAN NEWS 9 de junio de 2020) El pasado 5 de junio se celebró el día Internacional del Medio Ambiente. Este año, el país anfitrión fué Colombia, pero a causa de la pandemia por Covid-19, la celebración presencial que iba a tener lugar en Bogotá, se transformó en una reunión virtual. Colombia, preparó una amplia serie de eventos con expertos en temas de biodiversidad de todo el mundo y la presentación de videos que destacan la biodiversidad y los logros ambientales de diferentes regiones de Colombia, incluyendo imágenes y videos aéreos de los ecosistemas estratégicos.
En una carta dirigida al Presidente de la República de Colombia, Iván Duque Márquez, el Santo Padre le recuerda que la protección del medio ambiente y el respeto a la biodiversidad del planeta “son temas que nos conciernen a todos”. “No podemos pretender estar sanos en un mundo que está enfermo” ha señalado Francisco en su carta, en la que también ha expresado su preocupación por el ecosistema: “El cuidado de los ecosistemas necesita una mirada de futuro, que no se quede sólo en lo inmediato, buscando una ganancia rápida y fácil; una mirada que esté cargada de vida y que busque la preservación en beneficio de todos”.
VER TEXTO COMPLETO 


LANZARÁN LIBRO SOBRE LA CATEQUESIS DESPUÉS DE LA PANDEMIA DEL CORONAVIRUS 

(ACIPRENSA 9 de junio de 2020) El 11 de junio se presentará el libro digital “Después de la pandemia, ¿qué catequesis?” realizado por más de 25 catequistas de América.
El lanzamiento se realizará durante un webinar internacional del mismo nombre del libro y contará con la participación de algunos de sus autores.
A eso de las 6:00 p.m. (hora local) comenzará la transmisión por Facebook Live, el sitio www.escueladelafe.cl y el canal de YouTube de Educación Religiosa del Instituto Escuela de la Fe de la Universidad Finis Terrae en Chile, organizadores de la actividad.
VER TEXTO COMPLETO 
 

Para nuestra Pastoral

PARA NUESTRA PRÓXIMA HOMILÍA DOMINICAL

PARA QUE TENGAMOS VIDA: Eucaristía y encarnación que vivifican Juan 6,51-58

Dirijamos nuestra mirada al evangelio de este domingo. Llegamos al núcleo, al culmen del discurso del pan de vida, la revelación de Jesús sobre sí mismo en la Eucaristía llega al momento culminante
Una vez que nosotros, descubríamos que no sólo Jesús es el verdadero pan del cielo, el pan de vida sino que hay que comerlo. Hay que pasar de comer el pan, a comer la carne de Jesús. Y con esto se aludía al misterio de la Encarnación, porque el término carne aquí evocaba: “la Palabra se hizo carne”. Se añadió entonces una especificación importantísima: “Yo la doy para la vida del mundo”. “Es mi carne para la vida del mundo”. De esta manera se nos estaba enseñando a comprender, a acoger el misterio del sacrificio redentor de Cristo en la cruz, en el pan Eucarístico.

Contexto: La gente había resistido a las palabras de Jesús cuando dijo “He bajado del cielo”. Inmediatamente dijeron: ¡pero si conocemos a la mamá, al papá, si este es Jesús! Y entonces la encarnación suscitó una gran dificultad. Hoy nos encontramos con otra resistencia. Cuando Él dijo “Mi carne para la vida del mundo” inmediatamente la gente se pregunta: “¿Cómo puede este hombre darnos a comer su carne?”. La gente no entendía. Y si no entendían en aquella época, menos hoy nosotros. Nosotros vemos cómo Jesús responde con siete afirmaciones. En las siete afirmaciones se repite el mismo concepto. En las siete afirmaciones se repite siempre, ni una sola vez falta, la palabra “comer”. Comer significa asimilar, significa saber decir el Amén Eucarístico, significa hacer verdaderamente la comunión. No un Jesús al cual contemplamos a distancia, un Jesús al cual ahora nosotros encarnamos, al cual ahora nosotros hacemos una sola cosa con nosotros.
 
Siete afirmaciones en las cuales se repite la palabra comer.
La primera es una afirmación que comienza en negativo, en condicional. “Si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros”. La segunda, por el contrario es positiva: “El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna y yo lo resucitaré en el último día”. Enseguida en la tercera vuelve a insistir: “Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida”. La cuarta afirmación vuelve sobre el mismo concepto con una proposición bellísima que habla ahora de la alianza. “El que come mi carne y bebe mi sangre vive en mí y yo en él”. La quinta se basa en una comparación: “Así como el Padre que me ha enviado posee la vida y yo vivo por Él, así también el que me coma vivirá por mí”. La naturaleza de la alianza entre el discípulo y el Maestro viene de la comunión del Padre y del Hijo, porque comulgar es hacer viva alianza con Cristo y en Él con la Trinidad. La sexta afirmación es otra afirmación impositiva, muy bonita. Jesús dice lo que ocurre enseguida: “Este es el pan que ha bajado del cielo, no como el pan que comieron vuestros antepasados, ellos murieron”. Y partiendo de esta realidad negativa, “ellos murieron”. En seguida la séptima afirmación, la última, la más vibrante, la más alta, es la positiva para aquel que entra en alianza y en comunión con Cristo a través de la Eucaristía. “El que coma de este pan vivirá para siempre”.
Las siete afirmaciones repiten una sola idea. Jesús es el verdadero pan, el pan que da la vida, la vida eterna, vivimos de Él. Vivimos de lo que recibimos y este pan tiene que ser comido, y comerlo significa no solamente asimilarlo como palabra y como ejemplo, como modelo de vida, sino asimilarlo como víctima ofrecida en sacrificio por mí. Víctima con la cual hay que entrar en una misteriosa comunión… Comulgamos con sus opciones, con sus actitudes, con sus comportamientos, con todo el Evangelio. Y comulgamos con la mayor de todas sus opciones, la de dar la vida por los demás.

Padre Fidel Oñoro, CJM
Centro Bíblico Pastoral para la América Latina (CEBIPAL) del CELAM
VER TEXTO COMPLETO

PARA COMPARTIR CON NUESTRA COMUNIDAD

  • Creer en Dios es entrar en una relación de dependencia, que lejos de ser pesada u opresora, asegura la vida más allá de las posibilidades que pueda brindar la naturaleza. Solo de Dios nos puede venir aquel maná “Cristo” que asegura aquella vida que rebasa los límites del espacio y el tiempo (Dt 8,2-3.14b-16a).
  • Todos los que participamos del Cuerpo y de la Sangre de Cristo en la Eucaristía, formamos un solo cuerpo con Él. Por tanto, nos hacemos conscientes que participamos de una única vida, la vida del Resucitado, lo cual implica ser asumidos por Cristo en su existencia gloriosa y, a la vez, asumir nosotros su ser de Hijo en total conformidad con la voluntad del Padre a través de la imitación de su vida entregada (1Cor 10,16-17).
  • Jesús se autoproclama el pan de la vida. La palabra pan significa “todo”, por tanto, Jesús nos dice que, en Él, todo hombre puede encontrar, sin peligro de equivocarse, “todo” lo que necesita para una existencia plena. Ahora, el pan es un alimento, por tanto, es para comer. Jesús nos invita a comerle, a dejarle entrar y nutrir nuestro espíritu con su presencia santificante y vivificante (Jn 6,51-58).
  • En este tiempo de pandemia, que la Eucaristía sea la oportunidad de glorificar al Señor como nos sugiere el salmo 147. Alabarlo confiando en su protección, en su bendición, en la paz que nos brinda y en su providencia que nunca nos falta.
  • Para profundizar con el Catecismo de la Iglesia Católica: CEC 790, 1003, 1322-1419: la Sagrada Eucaristía; CEC 805, 950, 2181-2182, 2637, 2845: la Eucaristía y la comunión de los fieles; CEC 1212, 1275, 1436, 2837: la Eucaristía como pan espiritual.

Para estos días

14 DE JUNIO: SOLEMNIDAD DEL CORPUS CRISTI 

“La Eucaristía recuerda constantemente al cristiano que él es peregrino y forastero. Que su vida es un éxodo. La Eucaristía cesará cuanto terminen los signos y los sacramentos serán sustituidos por la visión de la gloria.”

(Raniero Cantalamessa)

19 DE JUNIO: FIESTA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

EL SACERDOCIO ES EL CORAZÓN DE JESÚS
Santo Cura de Ars (CIC 1589)

Esta frase, que ha marcado profundamente la comprensión de lo que significa ser sacerdote, es al mismo tiempo referente para descubrir la identidad del sacerdote, como también la tarea y meta tan alta a la que debemos tender cada uno de nosotros, los sacerdotes.  Se trata, ni más ni menos, que de prolongar la CARIDAD PASTORAL, que el Padre Eterno, desde de la creación del mundo experimenta por los hombres y que fue plenamente manifestado en el amor de Jesucristo por nosotros, se permitió que su corazón fuera atravesado por la lanza en su costado, y así abrir para todos las fuentes de una misericordia que no terminará nunca.
 
Es entonces que, en el corazón mismo de la misión de la Iglesia, se encuentra la necesidad de hacer presente en una humanidad herida por el pecado, la realidad de la Misericordia del Padre, que lo supera infinitamente: “Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia” (Rm 5,20).
 
Decía Benedicto XVI reflexionando sobre esta solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús que “la Iglesia presenta a nuestra contemplación el misterio del corazón de un Dios que se conmueve y ofrece todo su amor a la humanidad” (Homilía Inauguración del Año Sacerdotal Junio 19, 2009); es precisamente lo que Oseas nos invita a descubrir y contemplar de Dios: “¿Cómo podría abandonarte, Efraín, entregarte, Israel?  Mi corazón está perturbado, se conmueven mis entrañas… porque yo soy Dios, y no hombre (Os 11,7-9).
 
Que diferente ver la vida desde esta bellísima perspectiva: la de un Dios que está más interesado en prodigar el perdón que en señalar o enrostrarnos el pecado cometido, frente a un hombre que sí se preocupa y se angustia, más por el peso del pecado, que por contemplar y experimentar la misericordia del Señor.
 
Aquí es donde se entiende la expresión del Santo Cura de Ars: "El sacerdocio es el amor del Corazón de Jesús" (CIC 1589), en la medida que el sacerdote, que prolonga a Cristo en el mundo, debe continuar haciendo presente su misericordia, en una humanidad que siempre la necesita.
Alcanzar esta meta tan sublime, para el sacerdote, solo es posible si se consigue como DON, más que por el esfuerzo humano, (que también se requiere) por lo que es indispensable la oración constante por la santificación de los sacerdotes, y que la Iglesia católica, en todo el mundo, realiza con especialidad el viernes del “Sagrado Corazón de Jesús”.
 
Como los más interesados, nosotros los sacerdotes, oremos por esta intención y animemos al pueblo de Dios para que de una manera muy ferviente se una a esta oración.

P. Juan Manuel Toro

Para descargar el subsidio de esta fiesta, hacer clic aquí
 

Interesante

México: Jornada Nacional de Oración por los Sacerdotes

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) lanza la Jornada Nacional de Oración por los Sacerdotes, con el fin de orar, acompañar y ayudar a los presbíteros de México.
La iniciativa comenzó el 4 de junio, Fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote y se extenderá hasta el 19 de junio, Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús.
El responsable de la Dimensión Episcopal del Clero de la CEM, monseñor Óscar Domínguez Couttolenc, explicó en una carta que esta Jornada de Oración, tiene como objeto: “orar, acompañar y ayudar a nuestros presbíteros, con el fin de tener sacerdotes, testigos mensajeros de esperanza, ante un nuevo comienzo que nos ha marcado la pandemia del COVID -19”.


VER TEXTO COMPLETO 
 

INTENCIÓN MISIONERA

JUNIO 2020