MÁS ALLÁ DE NUESTRAS FRONTERAS - Clero Hoy 419

CLERO HOY
Junio 25 de 2020                          N° 419 
Las noticias eclesiales más importantes
y otras propuestas para nuestra vida y ministerio pastoral.

En CLERO HOY, 419

¡Hola Amigo!

MÁS ALLÁ DE NUESTRAS FRONTERAS

Nuestra Familia de Pastores 

Ayer, Hoy y Mañana

En la Iglesia Universal

En América Latina

Para nuestra pastoral

Para nuestra próxima homilía dominical

  • Mateo 10, 34-11, 1: El Manual de los Buenos Obreros del Evangelio (V): Los afectos del misionero. “Quien a vosotros recibe a mí me recibe”
  • Para compartir con nuestra comunidad

Para estos días

  • 29 de junio: Fiesta de San Pedro y San Pablo 

Interesante 

  • Capellanes COVID: la respuesta de la iglesia para atender a los enfermos     

Intención Misionera

  • Intención misionera de junio: la evangelización; el camino del corazón. 
¡Hola Amigo!

MÁS ALLÁ DE NUESTRAS FRONTERAS

Dios, ¿Cuántas y cuáles ovejas te ha encomendado apacentar? No solo las de tu comunidad, sino muchas más. En la Iglesia reconocemos que todos los cristianos fuimos enviados a todas las gentes, a hacer discípulos (para Jesús) (Cf. Mt 28, 19 – 20) Y, especialmente para los pastores, Jesús enseñó cómo se da la propia vida por todas las ovejas y cómo ir a buscar la oveja perdida, o las ovejas que todavía no están en su rebaño (Cf. Jn 10, 11 - 16).
Por eso es que «El don espiritual que los presbíteros recibieron en la ordenación no los prepara a una misión limitada y restringida, sino a la misión universal y amplísima de salvación "hasta los confines de la tierra" (Hch 1, 8), pues cualquier ministerio sacerdotal participa de la misma amplitud universal de la misión confiada por Cristo a los Apóstoles» (PO, 10; RMI, 67; DMVP, 14). Por ello, «todos los sacerdotes deben de tener corazón y mentalidad de misioneros, estar abiertos a las necesidades de la Iglesia y del mundo, atentos a los más lejanos y, sobre todo, a los grupos no cristianos del propio ambiente. Que en la oración y, particularmente, en el sacrificio eucarístico sientan la solicitud de toda la Iglesia por la humanidad entera” (RMis, 67; Cf. PDV, 32). Esta dimensión misionera universal es, entonces, parte de nuestra vida y ministerio pastoral (Cf. DMVP2, 18).
Como presbíteros, manifestamos el amor del Buen Pastor reconociendo que nuestra misión es universal; sintiendo con la Iglesia; y ofreciendo nuestra disponibilidad personal para cooperar en la evangelización universal (Cf. PO, 10). La Iglesia nos pide salir de nuestras casas y estructuras, hacia las periferias, más allá de nuestras fronteras, para sembrar el Evangelio (Cf. Evangelii Gaudium, 20). Así, en mi parroquia, con caridad pastoral y con respeto, dedico lo mejor de mi tiempo y de mi esfuerzo pastoral a encontrar los no cristianos, a compartir con ellos vida, fraternidad y anuncio del Evangelio.  Además, coopero, personal y comunitariamente, a la primera evangelización que hace la Iglesia en regiones en donde los no cristianos son la mayoría. Con mi testimonio misionero y con otros medios, ayudo a que mi comunidad sea muy misionera y a que lo demuestre en su generosa y continua cooperación espiritual, económica y con misioneros para la evangelización universal.   
Además, como muchos sacerdotes tienen 99 buenas ovejas del Señor en su redil y van por la ovejita perdida; pero muchos, al contrario, tenemos una o pocas ovejitas fieles y nos falta ir por las 99, o por muchas, ovejas alejadas, indiferentes o no practicantes para compartir camino con ellos y para ayudarlos en su vida personal, en su re – encuentro con Jesucristo y en su reincorporación a la comunidad eclesial. 
Mediante este nuestro ministerio misionero universal:
Nos unimos más al único Pastor, que nos envía a esa misión y nos espera en la sed de cada hermano no cristiano, o del hermano alejado de su fe católica.
Se renueva nuestra identidad cristiana (Cf RMi 2), se aviva fuertemente nuestra caridad pastoral, manifestada en nuestra efectiva disponibilidad misionera para evangelizar a todas las gentes.
Se aumentan los frutos de nuestro ministerio pastoral.
Nos configuramos progresivamente con Cristo misionero quien, con amor de Buen Pastor, busca la salvación de todos.Abramos, entonces, nuestro corazón y nuestro ministerio a esta misión universal. Compartamos sobre esto con otros dos hermanos sacerdotes y seamos mejores misioneros.

Julio
 

NUESTRA FAMILIA DE PASTORES

ORAMOS por el pueblo de Colombia, para que, en medio de las vicisitudes, Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá extienda la gracia redentora de su Hijo sobre el pueblo que, consagrado a su Sagrado Corazón, se entrega confiado a las promesas de los que en Él encuentran refugio y amparo. 

Estadísticas:

 

Obispos: 128


Sacerdotes: 9850


Diáconos permanentes: 672





FELICITAMOS al Rvdo. Ricardo Basilio Morales Galindo, O.M, nombrado por el Papa Francisco Obispo de Copiapó (Chile); Rvdo. José Amable Durán Tineo nombrado por el Papa Francisco obispo auxiliar de la arquidiócesis de Santo Domingo (República Dominicana).   

Agradecimiento al: padre Orlando Arroyave Valencia, que desde Medellín, Colombia, nos hace llegar un saludo afectuoso, que nos alienta para seguir adelante con este proyecto que con cariño sacamos adelante, hasta que Dios nos lo permita.   

FIGURA SACERDOTAL: 

San Juan Fisher

Nació en Beverley, Inglaterra, en el año 1469. A los 22 años, obtuvo ser dispensado de la falta de edad, y fue ordenado sacerdote. En 1504, fue elegido obispo de Rochester, cuando sólo tenía 35 años. Se dedicó a visitar todas y cada una de las parroquias para observar si cada sacerdote estaba cumpliendo con su deber, y animar a los no muy entusiastas. A los sacerdotes les insistía en la grave responsabilidad de cumplir muy exactamente sus deberes sacerdotales. Iba personalmente a visitar a los más pobres. Dedicaba, además, muchas horas al estudio y a escribir libros. Aunque era obispo y además canciller de la universidad, llevaba una vida tan austera como la de un monje. No dormía más de seis horas y hacía fuertes penitencias. Cuando Lutero empezó a difundir los errores de los protestantes, el obispo Fisher fue elegido para atacar tan fatales errores, y escribió cuatro libros para combatir los errores de los luteranos. [San Juan Fisher -]
En un Sínodo de Inglaterra, protestó fuertemente contra la mundanidad de algunos eclesiásticos, y la vanidad de aquellos que buscaban altos puestos y no la verdadera santidad. 
Las amenazas de los enemigos empezaron a llegar sobre él. Dos veces lo llevaron a la cárcel. Otra vez trataron de envenenarlo. Le inventaron toda clase de calumnias, y como no lograron intimidarlo, lo mandaron encerrar en la Torre de Londres. Tenía entonces 66 años. Estando en prisión, recibió del Sumo Pontífice el nombramiento de Cardenal. El impío rey, Enrique VIII exclamó: "Le mandaron el sombrero de Cardenal, pero no podrá ponérselo, porque yo le mandaré cortar la cabeza". Y así fue. El 17 de junio de 1535 le leyeron la sentencia de muerte.
El rey mandaba matarlo por no aceptar el divorcio y por no aceptar que el rey de Inglaterra reemplazara al Papa en el gobierno de la Iglesia Católica. Al llegar al sitio donde le iban a cortar la cabeza, el venerable anciano se dirige a la multitud y les dice a todos que muere por defender a la Santa Iglesia Católica fundada por Jesucristo. Recita el "Tedeum" en acción de gracias y, muere. 
Beatificado por León XIII el 29 de diciembre de 1886 y canonizado el  19 de mayo de 1935 por Pío XI.
VER TEXTO COMPLETO 

Ayer, hoy y mañana

En la Iglesia Universal

AUDIENCIA GENERAL: «LA ORACIÓN DE DAVID» (SAL 18,2-3.29.33)

En nuestro itinerario de catequesis sobre la oración, hoy encontramos al rey David. Predilecto de Dios desde que era un muchacho, fue elegido para una misión única, que jugará un papel central en la historia del pueblo de Dios y de nuestra misma fe. En los Evangelios, a Jesús se le llama varias veces “hijo de David”; de hecho, como él, nace en Belén. De la descendencia de David, según las promesas, viene el Mesías: un Rey totalmente según el corazón de Dios, en perfecta obediencia al Padre, cuya acción realiza fielmente su plan de salvación (cf. Catecismo de la Iglesia Católica, 2579)
David, por lo tanto, es ante todo un pastor: un hombre que cuida de los animales, que los defiende cuando llega el peligro, que les proporciona sustento. Cuando David, por voluntad de Dios, deberá preocuparse del pueblo, no llevará a cabo acciones muy diferentes respecto a estas. Es por eso que en la Biblia la imagen del pastor es recurrente. También Jesús se define como “el buen pastor”, su comportamiento es diferente de aquel del mercenario; Él ofrece si vida a favor de las ovejas, las guía, conoce el nombre de cada una de ellas (cf. Juan 10,11-18).
VER TEXTO COMPLETO 

PAPA FRANCISCO: RECONOZCAMOS EN LOS REFUGIADOS Y DESPLAZADOS A CRISTO QUE NOS INTERPELA 

(ACI PRENSA 20 de junio de 2020) El pasado sábado, con motivo del Día Mundial de los Refugiados, el Papa Francisco envió un mensaje desde su cuenta de Twitter a todos los fieles católicos para que aprendamos a reconocer, en estas personas, a Cristo que nos interpela.
“En los refugiados y desplazados internos está presente Jesús, obligado, como en tiempos de Herodes, a huir para salvarse. Reconozcamos en ellos a Cristo que nos interpela (Mt 25,31-46). Y seremos nosotros quienes le agradeceremos el haber podido amarlo y servirlo”, escribió el Santo Padre. En este contexto, el pasado 15 de mayo, el Vaticano difundió el Mensaje del Papa Francisco para la 106ª Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado que se celebrará el 27 de septiembre de 2020 con el lema “Como Jesucristo, obligados a huir. Acoger, proteger, promover e integrar a los desplazados internos”.
VER TEXTO COMPLETO 


DOCUMENTO SOBRE LA CASA COMÚN: ELEMENTOS OPERATIVOS PARA ABORDAR LOS RETOS 

(VATICAN NEWS 18 de junio de 2020) La pandemia de Covid-19 y la cuestión de lo que podemos hacer "nosotros", fueron los ejes sobre los cuales Monseñor Paul Richard Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado, ilustró el documento "En camino para el cuidado de la casa común" que, aclaró, no es un duplicado de la Laudato si, sino que quiere relanzar la riqueza del contenido cuya actualidad emerge también a la luz de la crisis causada por el coronavirus, que exige decisiones impostergables. Introdujo la presentación Matteo Bruni, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.
El documento también pretende ofrecer una orientación a la lectura de la Encíclica con elementos operativos, minimizando los riesgos de malentendidos y fomentando la colaboración entre los Dicasterios y las instituciones católicas. Fruto del trabajo colegiado de muchos Dicasterios vaticanos, pero también de numerosas Conferencias Episcopales, este texto abarca situaciones que van desde la economía doméstica hasta las implicaciones para la comunidad internacional.
VER TEXTO COMPLETO


EL PAPA FRANCISCO INCLUYE A LOS MIGRANTES EN LAS LETANÍAS DEL ROSARIO

(VIDANUEVADIGITAL. COM 23 de junio de 2020) En una carta a los presidentes de la Conferencia Episcopales el prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Robert Sarah, y el secretario, Arthur Roche, comunican la decisión del papa Francisco de introducir estos tres nuevos títulos que “son oraciones vinculadas a la actualidad de la vida”. “Son incontables los títulos e invocaciones que la piedad cristiana, a lo largo de los siglos, ha reservado a la Virgen María, camino privilegiado y seguro para el encuentro con Cristo”, recogen en la carta.
VER TEXTO COMPLETO


En América Latina
 

(PRENSA CELAM 19 de junio de 2020) En vísperas del Día Mundial del Refugiado, las organizaciones de la Iglesia católica y caribeña que integran la Red Clamor, reclamaron a los estados el reconocimiento de refugio para los migrantes y desplazados a causa de diversos tipos de violencia, conflictos internos y violación masiva de los Derechos Humanos.
VER TEXTO COMPLETO 


COVID-19: ¿QUÉ PASA EN AMÉRICA LATINA? 

(VATICAN NEWS 20 de junio de 2020) Mientras que Europa comienza a planificar la fase de la post-pandemia, en América Latina la situación del coronavirus continúa agravándose y la curva de contagios de muchos países todavía no ha alcanzado su punto de inflexión.
Al COVID-19 se suman otros factores como la pobreza, la corrupción, la inestabilidad política y la precariedad de los sistemas sanitarios, que hacen que la vida de los pueblos en esta parte del mundo se convierta en una auténtica lucha diaria por la supervivencia que lleva a millones de personas a preguntarse ¿qué hacer ante este panorama?... ¿morir de hambre, o morir por contagio del virus?
VER TEXTO COMPLETO


NACE LA CONFERENCIA ECLESIAL AMAZÓNICA 

(ALFAYOMEGA.ES 18 de junio de 2020) El cardenal jesuita Pedro Barreto, el franciscano Claudio Hummes, titular de la REPAM, y su secretario ejecutivo, el ecuatoriano Mauricio López, ultiman junto a los líderes indígenas del Sínodo amazónico los detalles finales de la Conferencia Eclesial Amazónica, que verá la luz el 29 de junio con el objetivo de poner en práctica la exhortación apostólica Querida Amazonia.
VER TEXTO COMPLETO
 
 

Instituciones de 11 países se unen para un estudio sobre familia y pobreza

Family International Monitor, presentó los datos preliminares de su investigación, que incluye a México, Chile, Brasil. Este proyecto de investigación internacional que, nació por iniciativa del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II, presentó este martes los resultados preliminares de su estudio “Familia y Pobreza relacional”. Los resultados finales se darán a conocer en octubre.
El proyecto de investigación busca entender cómo una familia frágil o en condiciones de vulnerabilidad y pobreza puede reaccionar a las complejidades del mundo actual. Y considera a la pobreza como un fenómeno multidimensional, por ello mide no solo la falta de recursos económicos, sino también los riesgos y vulnerabilidades educacionales, relacionales, de aislamiento y marginales, esto de acuerdo con la investigación en su sitio.
VER TEXTO COMPLETO 

Para nuestra Pastoral

PARA NUESTRA PRÓXIMA HOMILÍA DOMINICAL

(Mateo 10, 37-42) EL QUE NO TOMA SU CRUZ Y ME SIGUE DETRÁS NO ES DIGNO DE MÍ. EL QUE OS RECIBE A VOSOTROS, ME RECIBE A MÍ.
 

Instrucciones acerca de la familia: la crisis en los afectos del misionero
El encuentro con Jesús en principio lo que genera es una nueva capacidad de amar. Pero el verdadero amor es profético: no puede tolerar la injusticia, no se puede acomodar a lo que no es correcto. La experiencia de Dios tiene una gran capacidad para remover las estructuras más compactas, una de las cuales –quizás la más visible en la sociedad patriarcal israelita- es la familia.
 
Un segundo grupo de dichos que pronuncia Jesús, es más fuerte que el primero. La jerarquía de valores comienza a jugar su papel aquí: este breve texto nos introduce en la dinámica del seguimiento radical del Señor desde las mismas prioridades afectivas del discípulo.  Jesús es el valor fundamental del discípulo. Él está por encima –se le “ama más”- de los más grandes amores que uno puede tener en la vida (papá, mamá, hijo, hija, la persona misma), si no el discípulo-misionero “no es digno de mí” (se repite tres veces en este pasaje).
 
De esta forma se vuelve a presentar la exigencia de romper con toda clase de seguridades, mientras que un nuevo horizonte se le abre a la vida del discípulo. Todo ello está simbolizado en el gesto de “tomar la cruz y seguir detrás de Él” (10,38), mediante el cual se deja de lado toda clase de intereses netamente personales para abrazar la Cruz como expresión de una vida toda ella entregada a la causa de Jesús.
Instrucciones acerca de la identificación de Jesús con sus misioneros (10,40-42)
En la lectura que hicimos del Sermón de la Montaña, vimos cómo toda la primera parte estaba preocupada por mostrar que un verdadero hijo de Dios se parece a su Padre en su actuar (5,16). Ahora bien, lo mismo es afirmado en este capítulo misionero con relación a Jesús y sus discípulos: “Quien a vosotros recibe, a mí me recibe, y quien me recibe a mí, recibe a Aquel que me ha enviado” (10,40).
El discípulo plenamente identificado con Jesús recibe aquí tres títulos:
(1) Es “profeta” (10,41ª). Como ya vimos antes, el misionero se presenta como “profeta” de palabra exigente y clara, pero también como animador de la vida en el Señor para todos sus hermanos.
(2) Es un “justo” (10,41b), porque –por la vivencia de las bienaventuranzas- ha aprendido la justicia nueva del Reino, la cual le enseña a sus hermanos (ver 5,19).
(3) Es un “pequeño” del Reino (10,42) que en su humildad se reconoce como persona siempre en crecimiento, necesitada de los demás, consciente que no basta con invitar a otros a entrar en el Reino sino entrar él primero (ver 18,4). El hermano “mayor” de la Iglesia, que es su misionero que la ha formado y animado, no olvida nunca que él es un “pequeño” del evangelio.
Como misioneros que trabajan por la vida y el crecimiento de los demás, pidámosle al Dueño de la Mies que no se nos olvide nunca quiénes somos ante Él: sus pequeños, sus justos y sus profetas al estilo de Jesús. Qué el éxito no nos lleve a creernos más que los demás y que el fracaso no nos aplaste. No demos ni un paso atrás en la entrega al Señor del Reino, así nos sobrevenga uno que otro sinsabor.

Padre Fidel Oñoro, CJM
Centro Bíblico Pastoral para la América Latina (CEBIPAL) del CELAM
VER TEXTO COMPLETO

PARA COMPARTIR CON NUESTRA COMUNIDAD

  • En este relato del segundo libro de los Reyes, Eliseo muestra agradecimiento y compasión hacia una mujer que le acogió y le trató con suma deferencia por ser un hombre de Dios. Eliseo alcanza para ella el poder ser madre, ya que no podía tener hijos. Con ello, se nos da a entender cómo devuelve Dios magnánimamente a quienes acogen y ayudan a sus siervos (2R 4,8-11.14-16a).
  • En el bautismo hemos sido introducidos en el Misterio Pascual de Cristo. Es decir, en una dinámica de muerte y resurrección. Unidos a Cristo morimos permanentemente al pecado, obedeciendo con mansedumbre y humildad al Padre. A la vez, resucitamos permanentemente con Cristo, buscando no nuestros intereses, sino los suyos. Y esto, es vivir en la vida nueva (Rm 6,3-4.8-11).
  • El Señor no nos pide a todos entregarnos de la misma manera a la extensión de su Reino, pero si quiere que todos acojamos y ayudemos a todo aquel que extiende su Reino con la proclamación de la palabra y el testimonio. Cristo ha prometido la misma recompensa para quien evangeliza y para quien ayuda al que evangeliza. Seamos pues creativos para ayudar de múltiples maneras a todos aquellos que Cristo escoge y envía (Mt 10, 37-42).
  • La Eucaristía es acción de gracias por excelencia. Por ello, nos es conveniente en cada Eucaristía hacer memoria del camino recorrido con Dios y de todo lo que de Él hemos recibido uniéndonos a los sentimientos del salmista “cantaré eternamente las misericordias del Señor, anunciaré tu fidelidad por todas las edades” (sal 88)
  • Para profundizar con el Catecismo de la Iglesia: CEC 2232-2233: la primera vocación del cristiano es seguir a Jesús; CEC 537, 628, 790, 1213, 1226-1228, 1694: el Bautismo, sacrificarse a sí mismo, vivir para Cristo; CEC 1987: la gracia nos justifica mediante el Bautismo y la fe.

Para estos días

29 DE JUNIO: FIESTA DE SAN PEDRO Y SAN PABLO

Pedro y Pablo: dos personas muy diferentes, dos historias muy distintas, dos «conversiones» que nada se parecen (la de Pedro duró tres años; la de Pablo, un instante), dos apostolados que empiezan siendo muy diferentes, pero que cada vez se van pareciendo más, hasta quedar unidos en el martirio en Roma, bajo Nerón.
Pedro se había retirado a Galilea después de la muerte de Jesús, pero la resurrección lo hizo volver a Jerusalén, a reunir a la comunidad mesiánica y esperar la venida del Hijo del hombre. Pero el Hijo del hombre venía como rey de todos los pueblos; por eso, Pedro reconoció desde el principio la misión que Cristo había confiado a Pablo.
Con tiempo vio Pedro cómo la comunidad se extendía por una vasta geografía y se fue haciendo presente por todas partes donde había cristianos. Había experimentado la obra de Dios en el apostolado de la circuncisión, es decir, conversión de los judíos y encarrilamiento de los paganos por la senda de las prácticas judías. Así se habían de cumplir -creía él- las profecías sobre la venida de todos los pueblos a Jerusalén.
Pablo, en cambio, y toda la Iglesia de Antioquía, iban más allá. Habían visto la obra desbordante del Espíritu entre los paganos, sin que dejaran de serlo. Fueron, con el testimonio de esta obra de Dios, a Jerusalén, a buscar el acuerdo de los apóstoles y salvar así la unidad de la Iglesia. Santiago, el eterno judaizante, Pedro y Juan reconocieron que la dirección de la Iglesia pasaba por encima de ellos, y se rindieron a la obra creadora del Señor, que de las piedras saca hijos de Abrahán.
 

 J. SANCHEZ BOSCH. Pbro
LA BIBLIA DIA A DIA
Comentario exegético a las lecturas de la Liturgia de las Horas
Ediciones CRISTIANDAD.MADRID-1981. Pág. 836 s.

Interesante

CAPELLANES COVID: LA RESPUESTA DE LA IGLESIA PARA ATENDER A LOS ENFERMOS

Estos son algunos ejemplos de sacerdotes que se han ofrecido como voluntarios para atender a los enfermos de la pandemia. Ataviados con mascarillas, caretas, gafas y trajes de protección personal, decenas de sacerdotes de diversas diócesis de México, han dado un paso al frente para atender a los enfermos de coronavirus COVID-19 en sus hogares y en las diversas clínicas y hospitales del país habilitados para combatir la pandemia. Los Capellanes COVID-19 fueron nombrados por sus respectivos obispos para atender a los enfermos, pero todos ellos se ofrecieron voluntariamente, son menores de 55 años y no tienen enfermedades que puedan agravar aún más su salud, en caso de contraer el virus.
Aquí te presentamos algunos ejemplos de sacerdotes que, pese al riesgo que implica, han decidido abrazar su vocación y entregarse en cuerpo y alma a los más necesitados en esta pandemia.
VER TEXTO COMPLETO
 

INTENCIÓN MISIONERA