LE PERTENEZCO Y ME PERTENECE - Clero Hoy 424

CLERO HOY
Julio 30 de 2020                          N° 424  
Las noticias eclesiales más importantes para el clero
y otras propuestas para nuestra vida y ministerio pastoral.

En CLERO HOY, 424

¡Hola Amigo!

LE PERTENEZCO Y ME PERTENECE

Nuestra Familia de Pastores 

Ayer, Hoy y Mañana

En la Iglesia Universal

En América Latina

Para nuestra pastoral

Para nuestra próxima homilía dominical

  • Mateo 14, 13-21: Misericordia en acción: Un Pastor que sana y que alimenta a sus ovejas. “Y partiendo los panes se los dio a los discípulos, y los discípulos a la gente”

Para estos días

  • 6 de agosto: La Transfiguración del Señor

Interesante 

  • Mi Tiempo en Prisión, Cardenal George Pell

Intención Misionera

  • Intención misionera de agosto: El mundo del mar
     
¡Hola Amigo!

LE PERTENEZCO Y ME PERTENECE

El tercer paso, en la construcción o mejoramiento de la comunión fraterna es reconocer y apreciar que con esa otra persona somos de la misma familia, la Iglesia, familia de Dios (NMI, 43).
Los dos tenemos el mismo Padre, la misma vida, nos alimentamos de lo mismo: la Palabra y los sacramentos. Vamos por el mismo camino hacia la casa del Padre, cumplimos la misma ley del amor, tenemos similares derechos y deberes. Vivimos en la misma familia Iglesia. Ambos hemos participado, desde el bautismo, de la misma vida de Dios y de la Iglesia, que es nuestra gran familia. Somos hermanos.
A mi hermano le pertenezco porque soy su hermano. Él tiene derecho a esperar de mí que lo conozca, lo aprecie, lo respete, lo ame y lo sirva. Y mi hermano me pertenece, porque es mi hermano, quien me ha de conocer, apreciar, amar y servir. Entre hermanos hay vínculos de fraternidad que nos mueven a acercarnos al hermano, a vivir en comunión con él y a servirlo (Jn 13,14), a amarnos unos a otros (Jn 15,17). Compartimos la vida, la Palabra, el amor de Dios.  Me reconozco llamado a amarlo como Dios nuestro Padre lo ama y me ama. Es “mi” hermano. Soy “su” hermano.
Es una fraternidad para vivirla con los de mi casa, con los compañeros de trabajo, con las personas a quienes sirvo, con los que Dios coloca en mi camino, con todos los hermanos. Me pertenecen y les pertenezco. ¿Verdad? Es diferente la relación con las personas cuando reconocemos que, por encima de todo y antes que todo, somos hermanos. Compartamos con otros dos hermanos sobre esta realidad y sobre cómo vivirlo con los demás.

Julio
 

NUESTRA FAMILIA DE PASTORES

ORAMOS por  los ancianos, para que bajo el patrocinio de San Joaquín y Santa Ana, padres de La Virgen María, nuestro Señor atienda las necesidades de aquellos más necesitados de afecto, los abandonados, los pobres y los enfermos.

FELICITAMOS a: Rvdo. Valentim Fagundes de Meneses, M.S.C., Nombrado por el Papa Francisco obispo de la diócesis de Balsas (Brasil).    

GRACIAS al: padre Antonio Galván China, que, desde Papantla, México, hace llegar sus saludos de afecto. Para él y sus seres queridos, les deseamos vida y salud.
 

FIGURA SACERDOTAL: 

San Alfonso María Ligorio

Nació en Nápoles (Italia) el 27 de septiembre de 1696. Para conservar la pureza de su alma se escogió un director espiritual, visitaba frecuentemente a Jesús Sacramentado, rezaba con gran devoción a la Virgen Santísima y huía como de la peste de todos los que tuvieran malas conservaciones.  Se dedicaba a visitar enfermos, y un día en un hospital de incurables le parece que Jesús le dice: “Alfonso apártate del mundo y dedícate sólo a servirme a mí”. Emocionado le responde: “Señor, ¿qué queréis que yo haga?”. Y se dirige luego a la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced y ante el sagrario hace voto de dejar el mundo. Y como señal de compromiso deja su espada ante el altar de la Santísima Virgen. A los 30 años es ordenado sacerdote. Junto con otros sacerdotes, el 9 de noviembre de 1732, fundó la Congregación del Santísimo Redentor (o Padres Redentoristas). Y a imitación de Jesús se dedicaron a recorrer ciudades, pueblos y campos predicando el evangelio. Su lema era el de Jesús: “Soy enviado para evangelizar a los pobres”.
Es admirable cómo a san Alfonso le alcanzaba el tiempo para hacer tantas cosas. Predicaba, confesaba, preparaba misiones y escribía y escribía y no se cansaba de escribir. Hay una explicación: había hecho voto de no perder ni un minuto de su tiempo. Y aprovechaba este tesoro hasta el máximo. Al morir deja ciento once libros y opúsculos impresos y dos mil manuscritos. Para su libro más famoso, Las Glorias de María, empezó san Alfonso a recoger materiales cuando tenía 38 años y terminó de escribirlo a los 54 años, en 1750. En 1762 el Papa lo nombró obispo de Santa Águeda. Quedó aterrado y dijo que renunciaba a ese honor. Pero el Papa no le aceptó la renuncia. Entonces exclamó: “Cúmplase la Voluntad de Dios. Este sufrimiento por mis pecados” y aceptó. Tenía 66 años.
Su delicia era pasar las horas junto al Santísimo Sacramento. A veces se acercaba al sagrario, tocaba a la puertecilla y decía: “¿Jesús, me oyes”?
Le encantaba que le leyeran Vidas de los Santos. Un hermano tras otro pasaba a leerle por horas y horas. Preguntaba: “¿Ya rezamos el rosario? Perdonadme, pero es que del Rosario depende mi salvación.” San Alfonso muerte el 1 de agosto de 1787, (tenía 90 años). Beatificado en 1815 por el Papa Pío VII y Canonizado en 1839 por el Papa Gregorio XVI. El Papa Pío IX lo declara Doctor de la Iglesia en 1875.
VER TEXTO COMPLETO 

Ayer, hoy y mañana

En la Iglesia Universal

LOS DOGMAS DEL PRIMADO DEL PAPA Y SU INFALIBILIDAD CUANDO SE PRONUNCIA "EX CATHEDRA"

(PORTALUZ.ORG 23 de julio de 2020) La constitución dogmática fue aprobada por unanimidad por los 535 padres conciliares presentes "después de largas, intensas y agitadas discusiones", como dijo pablo VI durante una audiencia general, describiendo ese día como "una página dramática en la vida de la iglesia, pero no por esto menos clara y definitiva" (audiencia general del 10 de diciembre de 1969). ochenta y tres fueron los padres conciliares que no participaron en la votación. la aprobación del texto llegó el último día del concilio vaticano I, suspendido tras la guerra franco-prusiana iniciada el 19 de julio de 1870 y prolongado "sine die" tras la toma de roma por las tropas italianas el 20 de septiembre de ese mismo año, que de hecho decretó el fin del estado pontificio. la constitución refleja una posición intermedia entre las diversas reflexiones de los participantes, excluyendo, por ejemplo, que la definición de infalibilidad se extienda en su totalidad a las encíclicas u otros documentos doctrinales. los contrastes que surgieron en el concilio fueron seguidos por el cisma de los vetero-católicos que no querían aceptar el dogma del magisterio infalible del papa.
VER TEXTO COMPLETO 


ASÍ PUEDES ‘ABRAZAR’ A LOS ADULTOS MAYORES, COMO PIDIÓ EL PAPA FRANCISCO 

(VATICAN NEWS 27 de julio de 2020)Con el fin de combatir el aislamiento social y la soledad que padecen muchos ancianos en todo el mundo a causa de la pandemia, el Dicasterio Vaticano para los Laicos, la Familia y la Vida lanza la campaña “Cada anciano es tu abuelo” para invitar a los jóvenes de todo el mundo a hacer un gesto de ternura hacia las personas mayores que se sienten solas, porque “¡cada persona mayor sola es tu abuelo y tu abuela y te necesita!”. Una idea inspirada en las palabras del Papa Francisco pronunciadas después del Ángelus del 26 de julio en la Plaza de San Pedro.
VER TEXTO COMPLETO 


IDENTIFICANDO AL ENEMIGO

(CATHOLIC.NET 27 de julio de 2020) Luego del “quiero ser santo” traducido como “quiero hacer la voluntad de Dios”, es necesario visualizar con claridad al enemigo. Estamos en un combate (Job 7,1), y no hay combate sin adversario, y no hay adversario capaz de ser vencido sino es conocido:
“Lo que posibilita a un gobierno inteligente y a un mando militar sabio vencer a los demás y lograr triunfos extraordinarios es la información previa”. (Sun Tzu)
Tradicionalmente se conocen tres enemigos de nuestra santidad: el demonio, el mundo y la carne. Ésta es una verdad de perogrullo que no caduca a pesar de los años –en muchos casos se intensifica…–, y que quien la niegue sufrirá las consecuencias, temporales al menos, y esperemos que no también eternas. 
VER TEXTO COMPLETO ​

PROFANACIÓN DE SÍMBOLOS Y LUGARES SAGRADOS DESATA REPULSA DE LÍDERES Y TEÓLOGOS 

(DIARIODELASAMÉRICAS.COM 26 de julio de 2020) Un sacerdote, un profesor universitario y un teólogo analizan los hechos de vandalismo que se han registrado en contra de lugares e imágenes sagradas.
Cada día adquiere mayor preponderancia la pregunta que busca despejar la incógnita sobre quién o quiénes están detrás de los ataques a las iglesias y símbolos religiosos que han tenido lugar como resultado de protestas y disturbios en Estados Unidos y otros países.
Sin ir más atrás en el tiempo, en los últimos cuatro años el ámbito religioso ha sido convulsionado por una serie de atentados que, según los expertos, muestran un patrón de conducta promovido por “algún” movimiento global que se financiaría con dineros de misteriosa procedencia.
VER TEXTO COMPLETO 


En América Latina

(MENSAJE.CL 24 de julio 2020) Ante la grave emergencia sanitaria y económica por el COVID-19 en América Latina y el Caribe, la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), Alicia Bárcena, invitó a “promover políticas sociales universales, redistributivas y solidarias para enfrentar la crisis”.
En el marco de la cumbre sobre inclusión social organizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en América Latina y el Caribe, Bárcena describió que América Latina se enfrentan a una encrucijada de la civilización, un momento excepcional para repensar y enfrentar el futuro con un fortalecimiento del papel del estado, el mercado y la sociedad.
VER TEXTO COMPLETO 

65 AÑOS DE LA PRIMERA CONFERENCIA DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO EN RÍO DE JANEIRO

(ZENIT 27 de julio de 2020) El Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) celebró el pasado 25 de julio de 2020 los 65 años de la I Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y el Caribe en Río de Janeiro. El propio CELAM publicó en dicha fecha una nota en la que se muestran agradecidos a Dios por el aniversario de este encuentro titulado “Vocaciones y formación del clero secular”, que se prolongó hasta el 4 de agosto de 1965.
VER TEXTO COMPLETO 

 


REPORTE SEMANAL DE CONTAGIOS Y MUERTES POR COVID-19 EN LA PANAMAZONÍA  "

(CELAM 29 de julio de 2020) En la Panamazonía existen 677.719 casos confirmados de COVID-19 y un total de 19.329 muertes. Este el reporte oficial de la Red Eclesial Panamazónica REPAM de este 24 de julio. Informe que se presenta de acuerdo con los datos proporcionados por las autoridades sanitarias de Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia, Brasil, Suriname y Guyana.
Conozca la información que hace seguimiento oficial a la magnitud de esta situación que afecta de manera específica a los miembros de los pueblos indígenas y tribales que viven en la Panamazonía.
VER TEXTO COMPLETO 
  

Para nuestra Pastoral

PARA NUESTRA PRÓXIMA HOMILÍA DOMINICAL

Mateo 14, 13-21: Misericordia en acción: Un Pastor que sana y que alimenta a sus ovejas. “Y partiendo los panes se los dio a los discípulos, y los discípulos a la gente”
 

En el bellísimo texto de Mateo 9,36, el evangelista nos había presentado a Jesús como “Pastor” que viene al encuentro de las necesidades del pueblo. Allí lo vimos profundamente conmovido frente a la multitud “vejada y abatida como ovejas que no tienen pastor”. 
Hoy el Evangelio nos coloca frente a un caso concreto de todo este panorama: frente al problema del hambre, de las enfermedades, de la desorientación en la vida, y sobre todo, ante el deseo de todo este pueblo de superar sus limitaciones, brilla la misericordia y el servicio de Jesús.
Nuestro texto se desarrolla en tres pequeñas escenas, todas ellas hiladas entre sí y al mismo tiempo con su propio mensaje.  

1. Jesús sana a la multitud (14,13-14)
Llama la atención la secuencia de las acciones de Jesús: “Vio” (=con actitud analítica), “Se compadeció” (=con actitud de misericordia, de apropiación) y “Curó” (=acción efectiva).  Son tres pasos que estamos llamados a ejercitar en nosotros para hacer nuestra vida semejante a la de Jesús.  
Y notemos todavía que Jesús salva la vida de su pueblo renunciando a su propia comodidad (estaba buscando “un lugar solitario”, 14,13) y arriesgando su propia vida al realizar una actividad pública y masiva cuando acaba de morir Juan Bautista y la situación se puso peligrosa también para Él (ver el contexto: el pasaje anterior a éste es el del martirio de Juan, 14,12). 

2. Jesús alimenta la multitud (14,19-21) 
Jesús no sólo sana, sino que también sacia el hambre de la gente. “Al atardecer” (14,15ª). Según la costumbre israelita ésta es la hora en que toma la comida principal del día. Tienen razón los discípulos cuando advierten que “la hora es ya pasada” (14,15b; se entiende que para actividades públicas), todos ya deberían estar en sus casas compartiendo la cena con sus respectivas familias o al menos en la procura de ésta en los poblados más cercanos (14,15c).
 
Notemos algunas particularidades:

· La comida que Jesús les ofrece en ese atardecer concuerda con la que era habitual para la gente sencilla campesina: pan y pescado con sal.
· Lo novedoso es que Jesús va a ofrecer el alimento con su propio poder. El hecho de que estén en “lugar deshabitado” (14,15b; o más exactamente “desierto”) subraya la grandeza de la acción de Jesús.
· Es tal la abundancia que todos quedan saciados y hasta se recogen doce canastos llenos de sobras.  Jesús se comporta como un papá que forma su comunidad familiar reuniéndola, atendiendo sus necesidades y enseñándoles a compartir solidariamente. 
. Los gestos principales de Jesús, que nos evocan los de la Eucaristía (agradecer, partir, dar), nos muestran cómo es que Jesús forma su comunidad. 

3. Jesús desafía a sus discípulos (14,15-18)
Justo en medio de las dos escenas en que Jesús sana y alimenta, el evangelista Mateo inserta un diálogo de Jesús con sus discípulos; allí:
(1) les pide un imposible;
(2) interpela su escepticismo, ese escepticismo que se siente cuando nos sentimos incapaces de transformar una realidad;
(3) les enseña a confiar en su poder. 
El discipulado supone un compromiso concreto de fe y de comunión con las acciones de Jesús para que todos vivan en plenitud y para que haya pan en todas las mesas. El primer paso de la fe y del compromiso es dar con alegría y solidariamente de lo poco que se tiene.
 

Padre Fidel Oñoro, CJM
Centro Bíblico Pastoral para la América Latina (CEBIPAL) del CELAM
VER TEXTO COMPLETO

PARA COMPARTIR CON NUESTRA COMUNIDAD

  • Sellaré con vosotros alianza perpetua, la promesa que aseguré a David”. Dios cumplió la promesa, enviándonos un Rey para todos. No un rey como los poderosos de este mundo, que buscan primero su bienestar; que escuchan a sus súbditos, pero de manera parcial; que no pueden satisfacer las necesidades de todos. Jesús Rey, es aquel que puede saciar a todos en aquello que en realidad nos puede dar plenitud “la Verdad, el Amor, la Vida eterna” (Is 55,1-3).
  • Estar seguros del amor de Cristo es lo que nos lleva a una absoluta confianza en su providencia, es decir, nunca nos faltará lo que en realidad nos aprovecha. Pero también, lo que nos lleva a comprender que “el amor” es desprendimiento en favor del otro, sacrificio por su mayor bien, ofrecimiento de sí por su salvación. Por ello, el amor supera todo temor y lleva la valentía y el coraje cristiano hasta las últimas consecuencias (Rm 8,35.37-39).
  • Es significativo pensar en los doce canastos llenos de sobras que quedaron después de alimentar a la multitud. Podemos colegir, que estos canastos son para que los doce apóstoles sigan alimentando a la gente con ese pan que es don de Dios. Estos canastos simbolizan el don de Dios que nunca se agota, por el contrario, sobreabunda. También son signo de la voluntad de Cristo de que sigamos su ejemplo de compasión por los demás (Mt 14,13-21)
  • Que hermoso es pensar que Jesús siempre se compadece de quienes le siguen, le escuchan, le acompañan, confían en su poder misericordioso. Que Él sigue sanando y alimentando a todos los que acuden con fe a Él. Vayamos a cada Eucaristía con fe, con sincero deseo de escuchar y estar con el Señor y recibamos con alegría el pan que Él nos ofrece.
  • Para profundizar con el Catecismo de la Iglesia: CEC 2828-2837: “danos hoy nuestro pan de cada día”; CEC 1335: el milagro de la multiplicación de los panes prefigura la Eucaristía; CEC 1391-1401: los frutos de la comunión.

Para estos días

6 DE AGOSTO: LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR

¿Qué significó la transfiguración para los tres discípulos que la presenciaron? Hasta entonces habían conocido a Jesús en su apariencia externa, un hombre no distinto a los demás, de quien conocían la procedencia, las costumbres, el tono de voz... Ahora conocen a otro Jesús, al verdadero, que no se consigue ver con los ojos de todos los días, a la luz normal del sol, sino que es fruto de una revelación imprevista, de un cambio, de un don. Para que las cosas cambien, también para nosotros, como para aquellos tres discípulos en el Tabor, es necesario que suceda en nuestra vida algo semejante a lo que ocurre a un joven o a una muchacha cuando se enamoran. En el enamoramiento, el otro, que antes era uno de tantos, o tal vez un desconocido, de golpe se hace único, el único que interesa en el mundo. Todo lo demás retrocede y se sitúa en un fondo neutro. No se es capaz de pensar en otra cosa. Sucede una verdadera transfiguración. La persona amada es vista como en un halo luminoso. Todo aparece bello en ella, hasta los defectos. Si acaso, se siente indigno de ella. El amor verdadero genera humildad.
Concretamente cambia algo incluso en los hábitos de vida. He conocido chicos a los que por la mañana no lograban sacar de la cama sus padres para ir al colegio; si se les encontraba un trabajo, en poco tiempo lo abandonaban; o bien se descuidaban en los estudios sin licenciarse jamás... Después, cuando se han enamorado de alguien y se han hecho novios, por la mañana saltan de la cama, están impacientes por acabar los estudios, si tienen un trabajo lo cuidan mucho. ¿Qué ha ocurrido? Nada, sencillamente lo que antes hacían por constricción ahora lo hacen por atracción. Y la atracción es capaz de hacer cosas que ninguna constricción logra; pone alas a los pies. «Cada uno», decía el poeta Ovidio, «es atraído por el objeto del propio placer».
Algo por el estilo, decía, debería suceder una vez en la vida para ser verdaderos cristianos, convencidos, gozosos. «¡Pero la joven o el chico se ve, se toca!». También Jesús se ve y se toca, pero con otros ojos y con otras manos: los del corazón, de la fe. Él está resucitado y está vivo. Es un ser concreto, no una abstracción, para quien tiene esta experiencia y este conocimiento. Más aún, con Jesús las cosas van aún mejor. En el enamoramiento humano hay artificio, atribuyendo al amado dotes que tal vez no tiene y con el tiempo frecuentemente se está obligado a cambiar de opinión. En el caso de Jesús, cuanto más se le conoce y se está juntos, más se descubren nuevos motivos para estar orgullosos de Él y confirmados en la propia elección.
Esto no quiere decir que hay que estar tranquilos y esperar, también con Cristo, el clásico «flechazo». Si un chico, o una chica, se queda todo el tiempo encerrado en casa sin ver a nadie, nunca sucederá nada en su vida. ¡Para enamorarse hay que frecuentarse! Si uno está convencido, o sencillamente comienza a pensar que tal vez conocer a Jesús de este modo distinto, trasfigurado, es bello y vale la pena, entonces es necesario que empiece a «frecuentarlo», a leer sus escritos. Sus cartas de amor son el Evangelio: ahí Él se revela, se «transfigura». Su casa es la Iglesia: ahí se le encuentra.

Raniero Cantalamessa,
Predicador de la Casa Pontificia

Interesante

MI TIEMPO EN PRISIÓN, CARDENAL GEORGE PELL

El Cardenal George Pell, Prefecto Emérito de la Secretaría para la Economía del Vaticano, encarcelado en diciembre del 2018 y puesto en libertad en abril de 2020, absuelto de las acusaciones por abuso sexual en Australia, cuenta su experiencia en una cárcel. "Mi fe católica me sostuvo, especialmente el comprender que mi sufrimiento no era inútil, sino que lo podía unir al de Cristo Nuestro Señor. Nunca me sentí abandonado, sabiendo que el Señor estaba conmigo, incluso cuando no entendía lo que Él estaba haciendo durante la mayor parte de esos trece meses."
VER TEXTO COMPLETO 


 

INTENCIÓN MISIONERA