REAVIVAR EL FUEGO - Clero Hoy 441

CLERO HOY
Noviembre 26 de 2020                          N° 441  
Las noticias eclesiales más importantes para el clero
y otras propuestas para nuestra vida y ministerio pastoral.

En CLERO HOY, 441

¡Hola Amigo!

REAVIVAR EL FUEGO

Nuestra Familia de Pastores 

Interesante 

  • Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojos, pero no pierde la fe.
  • Te invitamos participar en el Boletín Clero Hoy.     

Ayer, Hoy y Mañana

En la Iglesia Universal

En América Latina

Para nuestra pastoral

Para nuestra próxima homilía dominical

  • Marcos 13,33-37: En la espera del Señor: Como siervos en turno de vigilia durante la noche.
  • Para compartir con nuestra comunidad

Para estos días

  • Primer Domingo de Adviento 2020, 29 de noviembre 

Intención Misionera

  • Intención misionera de noviembre: Recemos para que el progreso de la robótica y de la inteligencia artificial esté siempre al servicio del ser humano.
¡Hola Amigo!

REAVIVAR EL FUEGO

Qué dicha sentirse animado, con el entusiasmo que teníamos el día de la ordenación sacerdotal.  Ese fuego se puede volver a encender, la fuerza se puede recuperar, el compromiso se puede renovar con alegría. ¿Verdad?
Recién ordenados queríamos salvar el mundo y para ello trabajábamos sin pausa y con grandes ilusiones. Después, por diversos motivos, nos fuimos apagando, no porque nos faltasen fuerzas, sino porque nos faltó algo más en el corazón.  Por ello, hay hermanos desanimados, que viven con mediocridad y tristeza su vida, se cansan con poco, no los motiva el ministerio pastoral y, a veces, ello los deprime. ¿Conoces alguno?
Lo mejor es que en cualquier edad, podemos recuperar el primer amor. No importa que, con el pasar de los años, se hayan metido la rutina y la monotonía en nuestro ministerio y ello haga pesada nuestra vida. Ni importa que se nos presenten dificultades que nos hagan sentir pereza para servir y para vivir. Tampoco importa que tengamos dificultades con nuestro Superior, o con la comunidad, o con el ambiente secularizado. O que tengamos problemas que parece que no tienen solución. Nuestro rostro triste puede volver a sonreír. El corazón puede renovar el amor. El fuego se puede volver a encender. Ni siquiera lo impiden las dificultades internas que se nos presentan.
Es lo que Pablo le dice a Timoteo: “Te recomiendo que reavives el carisma de Dios que está en ti por la imposición de mis manos” (2 Tim 1, 6). El don recibido se puede reavivar, por la acción del Espíritu Santo, con la colaboración nuestra. Es encender, mantener y acrecentar la caridad pastoral como virtud, capacidad, disposición, fuego y fuerza para ser, vivir y obrar como pastores.
¿Qué podemos hacer por un hermano triste y desanimado?
Ante todo, acompañarlo fraternalmente, comprendiéndolo y sembrando en él alegría y esperanza.
Ayudarlo a que se acerque más a la fuente del amor de Dios, en donde encuentra respuestas y ayuda para sus dificultades. Le motivamos a llevar su cruz con Jesús y como Jesús.
Ayudarle a conocer las causas de su desánimo y a afrontarlas aprovechando los recursos personales, de la Diócesis y de otras Instituciones.
Compartir con él para ayudarle a recuperar las motivaciones de su vida, vocación y misión.
Caminar con él para crecer en la caridad pastoral, don de Dios que nos renueva continuamente. Qué dicha encender nuestro amor y reavivar la caridad pastoral en un hermano. ¡Hagámoslo!

Julio
 

NUESTRA FAMILIA DE PASTORES

ORAMOS por  los sacerdotes que están fuera de la diócesis. Para que, a ejemplo del Señor, que salió de su patria para llevar la Buena Nueva a todas partes, sean fieles al Evangelio, de tal modo que donde quiera que estén, sientan que la gran familia de Cristo trasciende fronteras.

FELICITAMOS a: Rvdo. Mauricio Urrea Carrillo, nombrado por el Papa Francisco, Obispo de Parral (México); Mons. Hilario González García, nombrado por el Papa Francisco, Obispo de Saltillo (México).   

FIGURA SACERDOTAL: 

San Rafael Guízar y Valencia.

Nació en Cotija, estado de Michoacán el 26 de abril de 1878. En 1891 ingresó en el seminario menor de Cotija y en 1896 pasó al seminario mayor de Zamora. El primero de junio de 1901, a la edad de 23 años, fue ordenado sacerdote. Nombrado en 1905 misionero apostólico y director espiritual del seminario de Zamora, trabajó incansablemente para formar a los alumnos en el amor de la Eucaristía y la devoción tierna y filial a la Virgen. En 1911, para contrarrestar la campaña persecutoria contra la Iglesia, fundó en la ciudad de México un periódico religioso, que fue pronto cerrado por los revolucionarios. Perseguido a muerte, vivió durante varios años sin domicilio fijo, pasando toda especie de privaciones y peligros. Para poder ejercer su ministerio, se disfrazaba de vendedor de baratijas, de músico, de médico homeópata. Podía así acercarse a los enfermos, consolarlos, administrarles los sacramentos y asistir a los moribundos. Acosado por los enemigos, no pudiendo permanecer más tiempo en México por el inminente peligro de ser capturado, pasó a finales del 1915 al sur de los Estado Unidos, y al año siguiente a Guatemala donde dio un gran número de misiones. Su fama de misionero llegó a Cuba, donde fue invitado para predicar misiones populares. Su apostolado en esa isla fue fecundo, y ejemplar fue también su caridad con las víctimas de una peste que diezmó en 1919 a los cubanos. El primero de agosto de 1919, fue preconizado obispo de Veracruz. Consagrado en la catedral de La Habana el 30 de noviembre de 1919. Los dos primeros años los dedicó a visitar personalmente el vasto territorio de la diócesis, convirtiendo sus visitas en verdaderas misiones y en obra de asistencia a los damnificados de un terrible terremoto en Veracruz: predicaba en las parroquias, enseñaba la doctrina, legitimaba uniones, pasaba horas en el confesionario. Una de sus principales preocupaciones era la formación de los sacerdotes. En 1921 logró rescatar y renovar el viejo seminario de Jalapa, que había sido confiscado en 1914, pero el gobierno le incautó otra vez el edificio apenas renovado. El obispo trasladó entonces la institución a la ciudad de México, donde funcionó clandestinamente durante 15 años. Fue el único seminario que estuvo abierto durante esos años de persecución, llegando a tener 300 seminaristas.
De los dieciocho años que regentó la diócesis, nueve los pasó en el exilio o huyendo porque lo buscaban para matarlo. Dio sin embargo muestras de gran valor llegando a presentarse personalmente a uno de sus perseguidores y a ofrecerse como víctima personal a cambio de la libertad de culto. En diciembre de 1937, sufrió un ataque cardíaco que lo postró para siempre en cama. Desde el lecho del dolor dirigía la diócesis y especialmente su seminario, mientras preparaba su alma al encuentro con el Señor, celebrando todos los días la santa misa. Murió el 6 de junio de 1938 en la ciudad de México. Al día siguiente fueron trasladados sus restos mortales a Jalapa. 
Fue beatificado por S. S. Juan Pablo II el 29 de enero de 1995 y canonizado el  15 de octubre de 2006; por S. S. Benedicto XVI.

Interesante

SACERDOTE CON CÁNCER TERMINAL: PIERDE LOS OJOS, PERO NO PIERDE LA FE.

El padre Emmanuelle fue pandillero y grafitero. De un chispeante buen humor, tiene 30 años y pertenece a los Misioneros Apóstoles de la Palabra. Además, es un defensor de la liturgia, y ha sido un influencer en redes sociales en tiempos recientes. Pero la pandemia de covid causó que un cáncer, que se le detectó en un ojo el mes de febrero, no pudiera ser atendido sino hasta agosto, siendo entonces demasiado tarde para humanamente poderlo curar. Pero él está consciente de que el sufrimiento es el camino más corto para llegar al Cielo. Un sacerdote con cáncer y sin cura, que nos ofrece esperanza y testimonio. 
VER TEXTO COMPLETO: 
 

TE INVITAMOS PARTICIPAR EN EL BOLETÍN CLERO HOY
 

Desde el equipo editor del boletín Clero Hoy, te invitamos a que nos compartas, ya sea una experiencia personal de nueva evangelización (Iglesia en salida, Kerigma) o experiencia personal de servicio a tus hermanos sacerdotes. Así, nos colaboras con tu testimonio a motivar la vida y ministerio de los ministros ordenados y, además, a enriquecer el mutuo que hacer sacerdotal. Para ello, puedes remitirnos tu historia haciendo clic aquí y llenando los campos solicitados.
 
Así mismo, te queremos invitar a llenar una breve encuesta. Con ella, buscamos mejorar cada vez más y ofrecerte siempre lo mejor, hermano sacerdote. Para llenarla, hacer clic aquí.
 

Ayer, hoy y mañana

En la Iglesia Universal

PAPA FRANCISCO DESCRIBE CUÁLES SON LAS 4 CARACTERÍSTICAS ESENCIALES DE LA VIDA ECLESIAL 

(VATICAN NEWS, 25 de noviembre de 2020) Queridos hermanos y hermanas: En esta catequesis reflexionamos sobre la oración en las primeras comunidades cristianas. Encontramos en el libro de los Hechos de los Apóstoles y en otros escritos apostólicos cuatro características esenciales de la vida de la Iglesia: la escucha de la predicación de los apóstoles, la comunión recíproca, la fracción del pan y la oración.
Estas cuatro “coordenadas” nos recuerdan que la existencia de la Iglesia tiene sentido si permanece unida a Cristo. Todo lo que crece fuera de esto carece de fundamento, es como una casa que se construye sobre arena. Los primeros cristianos experimentaron que la oración es el espacio del diálogo con el Padre, mediante Cristo en el Espíritu Santo y descubrieron que el encuentro con Jesús no era algo histórico, sino que continúa en la propia vida, infunde paz, luz y calor a la existencia y es el motor de la evangelización.
La vida de la Iglesia, desde los comienzos, está marcada por celebraciones, reuniones y momentos de oración personal y comunitaria. En los encuentros de oración, los cristianos se sumergen en el misterio de Dios —que da amor y pide amor—, y hallan en Él el fundamento y el impulso para la acción misionera. Esta es la raíz mística de toda la vida del creyente.
VER TEXTO COMPLETO: 
 

ASÍ SERÁ EL PRÓXIMO CONSISTORIO PARA LA CREACIÓN DE CARDENALES 

(ACIPRESA, 23 de noviembre de 2020) El próximo 28 de noviembre el Papa Francisco presidirá en el Vaticano un consistorio para la creación de cardenales, como él mismo anunció el pasado 25 de octubre.
Se trata del primer consistorio que se realiza desde el comienzo de la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19 por lo que la ceremonia tendrá algunos cambios.
Además, la oficina de prensa de la Santa Sede confirmó que no se llevará a cabo el tradicional “saludo de cortesía” posterior al consistorio en el que los fieles pueden felicitar personalmente a los nuevos purpurados por las disposiciones sanitarias.
El consistorio se llevará a cabo el sábado 28 de noviembre a las 4:00 p.m. (hora local) en el altar de la Cátedra de la Basílica de San Pedro, y no en el altar de la Confesión, que es el altar principal colocado al centro de la Basílica vaticana. 
VER TEXTO COMPLETO: 


ECONOMÍA DE FRANCISCO: “JUSTICIA E INCLUSIÓN” 

(ZENIT, 23 de noviembre de 2020) En días pasados se llevó a cabo el evento internacional Economía de Francisco en donde el objetivo era repensar la economía del mundo actual en y desde los pobres y excluidos.
Si algo ha dejado en claro esta pandemia es que los sistemas económicos que hasta ahora han primado no dejan cabida a los vulnerables y que son profundamente marginales y excluyentes. Si bien este evento no fue planeado a raíz de esta constatación en tiempos de pandemia, encuentra su momento ideal en esta crisis que deja deudas sociales inmensas frente a las cuales no es posible permanecer indiferente. El Papa Francisco ha querido convocar a expertos y a los jóvenes de todo el mundo a replantearse nuevos modelos económicos que propongan, de una forma creativa, la inclusión de los descartados y la humanización de la sociedad de cara a reconstruir los lazos de fraternidad que nos caracterizan y que el pobrecillo de Asís intuyó en su seguimiento e itinerario espiritual. Cabe mencionar, como dato curioso, que este evento no adquiere su nombre a partir del Papa actual si no en función de Francesco, el Santo de Asís. 
VER TEXTO COMPLETO: ​


LAS SITUACIONES "COVID19" Y LAS TRES SOLEDADES DE MI VIDA 

(CATHOLIC.NET, 24 de noviembre de 2020)  El Papa Francisco ofrece el relato sobre las tres situaciones “COVID-19” de su vida, “la enfermedad, Alemania y Córdoba”, en el libro, Ritorniamo a sognare (Volvamos a soñar) escrito por el Pontífice junto con el periodista Austen Ivereigh.
Cuando contraje una enfermedad grave a la edad de 21 años, tuve mi primera experiencia del límite, del dolor y de la soledad. Cambió mis coordenadas. Durante meses no supe quién era, si moriría o viviría. Ni siquiera los médicos sabían si lo lograría. Recuerdo que un día le pedí a mi madre, abrazándola, que me dijera si iba a morir.
Podría decir que el período alemán, en 1986, fue el “Covid del exilio”. Fue un exilio voluntario, porque fui allí a estudiar el idioma y a buscar el material para concluir mi tesis, pero me sentí como un pez fuera del agua. Me escapé para dar unos paseos al cementerio de Frankfurt y desde allí se veían los aviones despegar y aterrizar; tenía nostalgia de mi patria, de volver.
El “Covid” de Córdoba fue una verdadera purificación. Me dio más tolerancia, comprensión, perdón. También me dejó una nueva empatía con los débiles e indefensos. Y paciencia, mucha paciencia, es decir, el don de comprender que las cosas importantes llevan tiempo, que el cambio es orgánico, que hay límites y que debemos trabajar dentro de ellos y al mismo tiempo mantener los ojos en el horizonte, como hizo Jesús. He aprendido la importancia de ver lo grande en lo pequeño, y de estar atento a lo pequeño en las cosas grandes. Fue un período de crecimiento en muchos sentidos, como brotar de nuevo después de una poda exhaustiva. 
VER TEXTO COMPLETO:  

En América Latina

(VATICAN NEWS, 23 de noviembre de 2020) Promover la sinodalidad, hacer camino juntos, es un desafío cada vez mayor para la Iglesia. Para ayudar a concretarlo, el pasado 29 de junio fue creada la Conferencia Eclesial de la Amazonía (CEAMA), una respuesta que puede dar cobertura a muchas propuestas que surgieron en el sínodo.
La CEAMA es “una estructura más institucionalizada, dentro de lo que es el marco jurídico de la Iglesia, que pudiera acoger estas propuestas”, en palabras de su vicepresidente, Monseñor David Martínez de Aguirre, recogidas en un video que nos presenta lo que es la CEAMA y recopila diferentes voces de algunos miembros del comité ejecutivo. 
VER TEXTO COMPLETO: 


 

¡VACUNAS PARA TODOS EN AMÉRICA LATINA, EMPEZANDO POR LOS MÁS VULNERABLES!, PIDE LA COMISIÓN COVID-19 DEL VATICANO 

(VIDA NUEVA DIGITAL. 20 de noviembre de 2020) “¡Necesitamos vacunas para todos en América Latina, empezando por los más vulnerables!”, ha propuesto el sacerdote argentino Augusto Zampini, de la comisión vaticana para el Covid-19 del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.
Su disertación fue la primera de tres intervenciones –junto con la de Jeffrey Sachs, director del Centro para el Desarrollo Sustentable de la Universidad de Columbia, y la de Gustavo Béliz, secretario para asuntos estratégicos de la presidencia de Argentina– que apuntaron a plantear alternativas y soluciones a la crisis generada por la pandemia en América Latina, en continuidad con las reflexiones y los análisis propuestos por Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, y por el científico brasileño Carlos Noble, durante la jornada anterior, que se sumaron a las perspectivas pastorales del cardenal Ouellet, presidente de la CAL, de Miguel Cabrejos Vidarte, presidente del CELAM, y de Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la PASS.
VER TEXTO COMPLETO: 
 

FRANCISCO: "SEGUIREMOS VIVIENDO POR MUCHO TIEMPO LOS EFECTOS DEVASTADORES DE LA PANDEMIA" 

(RELIGIÓN DIGITAL, 19 de noviembre de 2020) Con el objetivo de "reflexionar y analizar la situación de pandemia del Covid-19 en América Latina, sus consecuencias y, sobre todo, las posibles líneas de acción y ayuda solidaria a desarrollar". El Papa pide que la iniciativa "pueda inspirar caminos, despertar procesos, crear alianzas e impulsar todos los mecanismos necesarios para garantizar una vida digna a nuestros pueblos, especialmente a los más excluidos". "En el Reino de Dios, que inicia ya en este mundo, el pan llega a todos y sobra, la organización social se basa en el contribuir, compartir y distribuir, no en el poseer, excluir y acumular". "La pandemia del Covid amplificó y puso en mayor evidencia los problemas y las injusticias socioeconómicos que ya afectaban gravemente a Latinoamérica toda y con mayor dureza a los más pobres".
"Los invito a que, impulsados por la luz del Evangelio, continúen saliendo junto a todas las personas de buena voluntad en busca de los que claman por ayuda, a la manera del buen samaritano, abrazando a los más débiles y construyendo —está muy desgastada la expresión, pero la voy a decir igual— construyendo una nueva civilización". "¿Todos tienen techo seguro? ¿Todos tienen acceso al agua? ¿Tienen recursos para higienizarse y desinfectar los ambientes? ¿Tienen trabajo estable? La pandemia hizo aún más visible nuestras vulnerabilidades preexistentes".
VER TEXTO COMPLETO: 
 

SEMINARIO SOBRE AMÉRICA LATINA: GARANTIZAR LA VIDA DE LOS EXCLUIDOS 

(AMERICALATINA.VA, 24 de noviembre de 2020) La tarde del 19 de noviembre inició el “Seminario virtual América Latina: Iglesia, papa Francisco y escenarios de la pandemia”, organizado por la Pontifica Comisión para América Latina (CAL).
El Papa Francisco participó en la apertura de la sesión a través de un video mensaje en el que expresó la esperanza de que la iniciativa pueda “inspirar caminos, despertar procesos, crear alianzas e impulsar todos los mecanismos necesarios para garantizar una vida digna a nuestros pueblos, especialmente a los más excluidos, a través de la vivencia de la fraternidad y la construcción de la amistad social”, el Sumo Pontífice saludó a los participantes y agradeció a los organizadores que se reunieron de forma virtual para reflexionar y analizar la situación de pandemia de Covid-19 en la región, sus consecuencias y las posibles líneas de acción y ayuda solidaria a desarrollar. 
VER TEXTO COMPLETO:  
 

Para nuestra Pastoral

PARA NUESTRA PRÓXIMA HOMILÍA DOMINICAL

Marcos 13,33-37: En la espera del Señor: Como siervos en turno de vigilia durante la noche

Nos ubicamos en la última gran lección de Jesús a sus discípulos. En el evangelio de Marcos, además de todas las enseñanzas que se encuentran dispersas por toda la obra, solamente hay dos grandes discursos de Jesús: el “discurso en parábolas” a la orilla del lago (4,3-32) y el llamado “discurso escatólógico” en el monte de los Olivos (13,5-37). Nuestro pasaje es la conclusión del último y la palabra que queda resonando en los oídos de los discípulos es: “¡Velad!”. Estamos, entonces, ante una enseñanza fundamental del discipulado.  
 
La exhortación (13,33) “Estad atentos y vigilad, porque ignoráis cuándo será el momento” ¿Qué es lo que Jesús pide en el mandato “velad”? El término griego “gregoreo” significa ante todo “estar despierto”. Pero esto no significa que los discípulos no puedan ir a dormir (físicamente sería imposible). En el contexto del Evangelio de Marcos tiene dos valores especiales. Primero: en el contexto de todo el discurso, “estar despiertos” ejercitando una vigilancia atenta, era la actitud que la comunidad debía asumir mientras andaba por en medio del mundo realizando la tarea de la evangelización, una tarea dura en medio de las contradicciones y las amenazas que aparecían por el camino (13,9-12). Por eso, hasta que el Hijo del hombre no regrese triunfante al final de los tiempos para reunir a los elegidos, los discípulos no pueden bajar la guardia, deben estar siempre sobrios y vigilantes. Segundo: en el contexto del pasaje, “velar” significa reconocer continuamente que uno es siervo y que tiene una responsabilidad con el patrón, que la vida de uno debe estar concentrada en función del encargo recibido y que hay que conducir un estilo de vida acorde con este comportamiento. 
 
Una comparación ilustrativa y su aplicación (13,34-36) La comparación es simple: es como un dueño de casa que, cuando emprende un largo viaje, toma las precauciones respectivas: le da a cada empleado su tarea y al portero le manda que esté más atento. En la aplicación que Jesús hace de esta comparación, de repente nos encontramos con dos novedades: (1) Los empleados no saben a qué hora va venir el dueño de casa. (2) La tarea encomendada al portero (el centinela) también es válida para todos los siervos.
Las cuatro vigilias de la noche nos dicen que los servidores deben tomar las mismas actitudes de los centinelas... Hay un llamado de atención hacia algo más profundo. El no estar durmiendo se puede expresar de esta otra manera: hay que estar atentos en la oscuridad de la historia, con la existencia entera concentrada en el seguimiento de la Cruz para asistir a la irrupción del Reino. A lo largo de la historia, en el seguimiento de Jesús, los discípulos corren un riesgo: por el hecho de que el Señor no esté presente de manera visible, sus servidores corren el riesgo de olvidarse de él y de las tareas. Los siervos “vigilantes” son aquellos que están siempre listos para acoger y responder.
                 
“Lo que a vosotros digo, a todos lo digo: ¡Velad!” El énfasis de la repetición se nota de nuevo al final. Esta vez hay un dado nuevo: lo que Jesús dice a los cuatro primeros discípulos que fueron llamados (ver 1,16-20), vale para toda la comunidad, es más, para toda la humanidad. Esta frase tiene un valor misionero: los discípulos tienen la tarea de comunicarle a todo el mundo lo que aprendieron de Jesús. Uno de estos aprendizajes es la “vigilancia”: hay que enseñar al mundo entero a vivir la “vigilancia” dentro de la historia. Esta es una de las tareas concretas de su tarea de los pescadores de hombres.
 

Padre Fidel Oñoro, CJM
Centro Bíblico Pastoral para la América Latina (CEBIPAL) del CELAM
VER TEXTO COMPLETO:

PARA COMPARTIR CON NUESTRA COMUNIDAD

  • El profeta invita a reconocer a Dios como Padre y como Creador. A contemplar en la historia lo que Dios ha realizado a favor de los que han puesto su confianza en Él y han sabido esperar. A reconocer que, ni invocamos el Señor cuanto debemos ni nos esforzamos lo suficiente por aferrarnos a ÉL y, por ello, a veces nos sentimos fracasados. Sin embargo, la esperanza está en su voluntad de “Redención”. Por ello, el profeta nos dice: “tu nombre de siempre es Nuestro Redentor” (Is 63,16b-17; 64,1.2b-7).
  • ¿A quién habla el Apóstol? a una comunidad que aguarda la manifestación de nuestro Señor Jesucristo, es decir, a una Iglesia. Es un rasgo característico y que debe ser manifiesto en toda comunidad eclesial. “Aguardar al Señor” no es una actitud pasiva, por el contrario, es ser consciente de que cada uno tenemos el encargo de “extender el Reino de Dios con los dones y carismas que el Señor nos ha regalado” (1 Co 1,3-9).
  • La vigilancia no es totalmente necesaria en esta vida, si queremos conservar el tesoro de gracia y salvación que hemos recibido del Señor en el momento del bautismo. Nos advierte el Señor el peligro de quedarnos dormidos, es decir, de enfriarnos en la fe, esperanza y caridad y dejarnos absorber por una vida simplemente mundana (Mc 13,33-37).
  • Cada Eucaristía es la anticipación y pregustación de lo que será la vida definitiva. En cada eucaristía Cristo se hace presente y vivo para darse a todo aquel que suspira por su encuentro y viene a presentarle los frutos que el don de su gracia ha producido en su vida. Esta es la vida del creyente, vida eucarística, preparación para el encuentro definitivo y eterno con Dios amor.
  • CEC 668-677, 769: la tribulación final y la venida de Cristo en gloria; CEC 451, 671, 1130, 1403, 2817: “¡Ven, Señor Jesús!”; CEC 35: Dios dona a los hombres la gracia para poder aceptar la revelación y acoger al Mesías; CEC 827, 1431, 2677, 2839: reconocer que todos somos pecadores.

Para estos días

PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO 2020, 29 DE NOVIEMBRE.

Marcos fue probablemente el secretario de Pedro (ver Hechos 12:1-12; 1 Pedro 5:13), y escribió su evangelio basándose en los relatos de los discípulos (principalmente de Pedro), ya que él no fue testigo presencial de los hechos que narra. Este fue el primer evangelio que se escribió. La mayoría de los estudiosos piensan que el evangelio fue escrito poco antes de la caída de Jerusalén, probablemente entre los años 65-70. La tradición sitúa el lugar de composición en Roma. Los destinatarios de este evangelio pertenecían a una comunidad amenazada por la persecución y Marcos trataba de fortalecer su fe en Jesucristo, el Hijo de Dios resucitado. Muchos de los primeros cristianos creían que el regreso glorioso de Jesús era inminente. Cuando pasó el tiempo y esto no ocurrió, el Evangelio de Marcos los animaba a perseverar en su fe en medio de las adversidades. ¡Estén alertas y despiertos porque nadie sabe cuándo el Señor vendrá y no quieran que los encuentre dormidos!

Clic aquí para descargar subsidio para este día.

INTENCIÓN MISIONERA

*PARA VER EL VIDEO DE LA INTENCIÓN MISIONERA DEL MES DE NOVIEMBRE DE 2020, CLICK AQUÍ