Nuestra Espiritualidad

Compartimos experiencias, reflexiones y recursos para vivir nuestra espiritualidad propia de Obispos, Presbíteros y Diáconos diocesanos

Con esta expresión, asumida en el gozo de ser llamados a algo diferente, se sintetiza todo un proyecto personal de vida, en el que debe aparecer cada vez más claro cómo nuestra vida de sacerdotes siempre debe estar marcada por la diferencia.

Ciertamente, nuestra posibilidad de santificación tiene un fundamento  más que solido: la santidad de Cristo, que como Esposo se entregó para ver a su amada Esposa, la Iglesia,  bella, digna de ser presentada ante el Padre. Por qué hemos de caminar por sendas de santidad? Es la voluntad de nuestro Padre creador, es el logro sublime de nuestro Redentor, es la obra del Dios con nosotros por medio de su Santo Espíritu. Entonces, ¿qué me toca a mí?